Público
Público

Un atentado suicida en Irak causa 25 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre con una bomba se inmoló el lunes durante un funeral kurdo en la provincia de Diyala, una región con una mezcla de grupos étnicos y religiosos situada en el norte de Irak, causando la muerte de 25 personas e hiriendo a otras 45, dijo la policía.

El atentado en la localidad de Yalawla, 115 kilómetros al noreste de Bagdad, subraya los peligros que aún afronta Irak por parte de la insurgencia, aunque la violencia ha descendido drásticamente hasta niveles casi inauditos desde mediados de 2003 y Estados Unidos se prepara para retirar sus tropas de combate el 31 de agosto de 2010.

Diyala es una zona en la que conviven kurdos, árabes y turcomanos, que son chiíes, suníes, cristianos y de otras religiones. Las tensiones entre árabes y kurdos en la provincia han aumentado, alimentadas por disputas sobre el territorio y el petróleo entre el Gobierno central, dirigido por chiíes, y las autoridades de la región autónoma kurda del norte del país.

Yalawla se encuentra en la frontera objeto de disputa entre Kurdistán y el resto de Irak, y fue una de las localidades en las que el año pasado hubo tensos enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno central y los combatientes kurdos pesmergas.

Con el ataque a un acto kurdo, los radicales podrían estar intentando desatar el conflicto entre árabes y kurdos, del mismo modo en que los extremistas suníes provocaron el conflicto entre chiíes y suníes en 2006 que casi destrozó el país.

"Oímos una enorme explosión. Miramos hacia la casa del vecino y había muertos por todas partes", dijo Suha Ahmed, un ama de casa que vive junto a la casa donde ocurrió la explosión.

"Vi a una mujer derribada y muerta delante de mis ojos. Estamos conmocionados porque alguien haya querido atacar a esta familia", agregó.

Anteriormente, un bomba en una terminal de autobuses del oeste de Bagdad causó la muerte de nueve personas e hirió a otras 23, de acuerdo con la policía, en el segundo atentado con bomba que sufre este mes el distrito de Abu Ghraib, de mayoría suní.

El 10 de marzo un suicida mató al menos a 28 personas en Abu Ghraib. La bomba estaba dirigida a los líderes tribales y los agentes de seguridad que se habían reunida para un conferencia de reconciliación.

Las autoridades estadounidenses dien que el Ejército y la policía iraquí son más fuertes y más profesionales y han ayudado a evitar muchos atentados, pero que los controles no pueden frenar a todos los suicidas.