Público
Público

El aumento de las incineraciones provoca una caída del 30% en las floristerías

La crisis modifica las tradiciones religiosas de los españoles. El aumento de las incineraciones, una práctica más barata que el enterramiento, provoca una fuerte caída de la demanda de flores en el Día de Todos los Sant

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los efectos de la crisis producen cambios en las costumbres y en los ritos religiosos, y se perciben hasta en los sectores económicos más insospechados. El aumento de las incineraciones es un buen ejemplo; quemar el cuerpo de un ser querido es más barato que enterrarlo, y eso en vísperas del Día de Todos los Santos lo notan los floristas: la caída de la demanda de flores para esta festividad religiosa ha caído un 30%.

Así lo explica la directora de la Asociación Española de Floristas, Olga Zarzuela, quien prevé que los españoles gasten una media de entre 30 y 60 euros en arreglos florales de cara al próximo domingo.

Las costumbres cambian a distintos ritmos en España. Según Zarzuela, para los rituales 'se adquieren más flores en el sur de España que en el norte' y más en los pueblos que en las ciudades.

Entre las flores 'más habituales' destacan los crisantemos, claveles, gladiolos y margaritas que, además son 'las más económicas', seguidas de lilium y rosas. No obstante, asegura que la crisis 'no debe ser un obstáculo' para que quien tenga fe o la tradición de acudir al cementerio porque por 'unos 20 o 30 euros' se puede 'cumplir' con un 'bonito arreglo' porque los floristas 'se adaptan' a lo que cada cliente se quiere gastar.

El sector de las floristerias alberga a unas 15.000 empresas entre mayoristas y minoristas. Las floristerías suelen ser micropymes de carácter familiar con dos o tres trabajadores, muchos de ellos autónomos.