Público
Público

Las autoridades de Sudán niegan que los cooperantes hayan sido liberados

El Ministerio de Exteriores italiano informó anoche de que los cuatro cooperantes de Médicos sin Fronteras habían sido puestos en libertad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades sudanesas han asegurado hoy que los cuatros cooperantes de Médicos sin Fronteras de Bélgica -tres extranjeros y un sudanés- secuestrados en Darfur, en el este de Sudán, el pasado 11 de marzo continúan en poder de sus captores.

Ismail Delmen, el gobernador de la región de Saraf al Omra, en Darfur Norte, donde fueron asaltados los rehenes, aseguró que prosiguen los contactos para liberar a los trabajadores de Médicos sin Fronteras, a pesar de las informaciones que ayer apuntaban a su liberación.

El Ministerio de Exteriores italiano informó anoche de que los cuatro cooperantes habían sido liberados, y el director de Médicos Sin Fronteras, Kostas Moschochoritis, dijo al canal de televisión italiano SkyTg24 que la organización había sido informada de la liberación de los cuatro cooperantes por los propios secuestrdores.

El gobernador de Saraf al Omra, por su parte, precisó que los tres cooperantes extranjeros -un responsable francés, Raphael Meonier, el médico italiano Mauro D'Ascanio y la enfermera canadiense Laura Archer- se encuentran en buen estado de salud según los mediadores que tratan con los captores.

En este sentido, Delmen destacó que a uno de los secuestrados se le permitió hablar con los representantes de su organización en Bélgica.

El responsable sudanés agregó que las autoridades sudanesas rechazan responder a las exigencias de los secuestradores, por lo que el ha pedido liberar de inmediato e incondicionalmente a los rehenes.

Anoche, un dirigente del gobernante Partido del Congreso Nacional (PCN), Qotbi al Mahdi, señaló que las negociaciones con los captores proseguía para obtener la libertad de los cuatro rehenes. Reveló que el asunto estaba en manos de las fuerzas de seguridad, y que los secuestradores exigen el pago de un rescate que Qotbi rechazó precisar.

Este responsable político aseguró también que las autoridades conocen el lugar donde permanecen cautivos los trabajadores extranjeros y el traductor sudanés, pero que no pueden anunciarlo por la seguridad de los rehenes.

Por último, Qotbi negó las acusaciones lanzadas por el grupo rebelde Movimiento para la Justicia y la Igualdad (MJI) que sostiene que una milicia pro-gubernamental secuestró a esas cuatro personas.