Público
Público

Las ayudas al carbón no afectarán a las tarifas, dice Industria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El plan de ayudas al carbón español que el Gobierno está elaborando no afectará a los precios eléctricos del mercado ni a la tarifa de último recurso (TUR), la única todavía fijada por el Estado, dijo el miércoles el Ministerio de Industria.

"(Las ayudas) no afectarán al mercado ni a la TUR. Estamos buscando fórmulas para no intervenir demasiado", dijo un portavoz del Ministerio de Industria, confirmando unas declaraciones del director general de política energética y minas, Antonio Hernández, del miércoles.

El martes, el regulador de Competencia dijo que el borrador del Real Decreto para el carbón tenía potencial para distorsionar el mercado y los precios mayoristas de electricidad, ya que reduciría las importaciones a favor de un carbón doméstico que no es competitivo.

El borrador del decreto pretende que se mantenga el uso del carbón doméstico en España a pesar del auge de las energías renovables o del ciclo combinado.

En este contexto, el borrador fija una aportación del 15 por ciento para el carbón en la producción eléctrica en 2012. En los primeros 11 meses de 2009, el carbón fue responsable de un 13 por ciento de la producción eléctrica española.

Industria descartó que las ayudas fueran a financiarse con cargo al déficit tarifario tal y como pasa con las primas a las energías renovables. El déficit atesora la diferencia del coste real de la electricidad con la tarifa fijada por el Gobierno, una diferencia que supera los 13.000 millones de euros a lo largo de los últimos ejercicios y que debe ser devuelta a las eléctricas.

"No se va a financiar a cargo del déficit de tarifa", dijo el portavoz.

A mediados de mes, la CNE estimó que el plan del carbón supondría unos costes de 800 millones de euros a productores y distribuidores.

La CNE también hizo referencia en su informe a problemas con los contratos a largo plazo y propuso un sistema de primas similar al de las energías renovables o bien a través de pagos de garantía de potencia.

"Estamos incorporando al texto sugerencias de la Comisión Nacional de Energía (CNE) para no perjudicar a los comercializadores", dijo el portavoz.

Los informes de ambos reguladores (energético y de competencia) no son vinculantes. Industria enviará el texto final al Consejo de Estado y después será remitido al Consejo de Ministros para su aprobación.