Público
Público

Ayudas sociales y funcionarios británicos afrontan recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los funcionarios británicos y los beneficiarios de ayudas sociales soportarán parte de los recortes en el gasto que se presentarán en el presupuesto del 22 de junio, dijo en una entrevista publicada el viernes el primer ministro, David Cameron.

El líder conservador, que encabeza una recién creada coalición con los liberales demócratas de centroizquierda, ha prometido afrontar un déficit presupuestario que se acerca al11 por ciento de la producción nacional para restablecer la confianza de los inversores.

"No hay modo de lidiar con un déficit del presupuesto de un 11 por ciento sólo atacando a los ricos o a quienes se aprovechan de la seguridad social", dijo Cameron en extractos de la entrevista adelantada por el Times.

"Hay tres grandes partidas de gasto que no pueden ignorarse, y son los salarios del sector público, las pensiones del sector público y los beneficios", agregó.

El ministro de Finanzas, George Osborne, indicó que quiere repartir el endurecimiento en las medidas fiscales, con un 80 por ciento proveniente de los recortes de gasto y un 20 por ciento con las subidas de impuestos.

Los cambios a los salarios y pensiones de los seis millones de empleados públicos probablemente sean una parte decisiva del plan de reducción de déficit, junto con la restricción del gasto en bienestar.

"Si se restringen los salarios se protege el empleo", dijo Cameron. "No hay un ánimo contra la gente porque trabaje en el sector público. Es sólo un tema de cuál es el mejor modo de lidiar con este déficit del presupuesto en una forma que sea justa".

Otros diarios especularon sobre qué anuncios podría hacer Osborne el martes. El Financial Times dijo que aplicaría un plan para eliminar el déficit estructural -la parte del déficit que no es afectada por el ciclo económico- para 2015.

"No podemos seguir para siempre aumentando la deuda del país", dijo Cameron. "Por lo que tenemos que mostrar un camino de regreso a un situación donde no estemos agrandando la deuda, eso es clave".

El Telegraph dijo que Osborne está estudiando paralizar los beneficios sociales, que podrían recaudar más de 4.000 millones de libras (unos 4.800 millones de euros).