Público
Público

Bajar de peso reduciría la incontinencia en las mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La pérdida de peso facilita a las mujeres con algunos kilos de más el control de sus vejigas cuando tosen, estornudan o hacen ejercicio, según indicaron los resultados de un nuevo estudio publicado el miércoles.

Más de 13 millones de mujeres estadounidenses padecen algún tipo de incontinencia urinaria. La investigación, que apareció en New England Journal of Medicine, pretendía evaluar la creencia popular de que tener sobrepeso contribuye al problema y averiguar si adelgazar sería una solución.

Los expertos evaluaron a 338 mujeres que informaron pasar, de media, 24 casos de incontinencia por semana. Todas recibieron información sobre ejercicios para mejorar el control de la vejiga.

Dos tercios de las participantes fueron además puestas a dieta. A los seis meses, las mujeres solían haber perdido 8 kilos y bajado a casi la mitad los episodios en los que perdían orina involuntariamente.

El resto de las pacientes, que recibieron información sanitaria en general, adelgazaron sólo 1,5 kg y sus episodios de incontinencia se redujeron solamente una cuarta parte.

"Cuanto más (peso) se pierde, mayor es el efecto obtenido", dijo en una entrevista telefónica la doctora Leslee Subak, de la University of California en San Francisco.

Bajar de peso tuvo el mayor efecto sobre la incontinencia por estrés, en la que la pérdida de orina es provocada por estornudos, tos o actividad física.

El adelgazamiento también habría ayudado a las mujeres que padecen incontinencia urgente, causada por vejigas hiperactivas, aunque esas mejoras no fueron estadísticamente importantes.

"Lo que esto hace es brindar otra opción para que las mujeres con sobrepeso traten su incontinencia", indicó Subak.