Público
Público

La banca gana 3.386 millones hasta septiembre

Las ganancias de las entidades financieras descienden un 63,7% después de haber destinado 25.581 a sanear sus balances

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los bancos españoles ganaron un 63,7% menos en los nueve primeros meses del año, hasta 3.386 millones de euros, después de realizar un esfuerzo de saneamiento por valor de 25.581 millones, según datos facilitados por el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante. Los saneamientos que se han llevado a cabo sitúan el resultado de la actividad de explotación en 6.219 millones de euros, un 58,4% inferior a la cifra registrada el año anterior. Este descenso es más acusado cuando se tienen en cuenta las pérdidas por el deterioro del resto de activos (+65,2%) y el gasto por el impuesto de sociedades, entre otros factores.

Villasante ha calificado 2012 como 'el año del saneamiento, la capitalización y el inicio de la reestructuración definitiva del sistema bancario español'. 'A septiembre de 2012, los bancos españoles ya han dotado en su cuenta de resultados el saneamiento regulatorio en créditos inmobiliarios. La actividad bancaria en general se desarrolla en un entorno económico débil y en circunstancias financieras muy desfavorables', ha afirmado en rueda de prensa.

Los datos de la AEB ponen de manifiesto que este esfuerzo a la hora de provisionar ha sido posible gracias a que los márgenes de negocio de la cuenta de resultados mantiene un crecimiento recurrente, superior al 6%. En concreto, el margen de interés aumenta un 6,7% (2.511 millones de euros respecto al año anterior) y el margen bruto un 6,1%, sustentado principalmente en el buen comportamiento de los resultados de las operaciones financieras.

A 30 de septiembre de 2012, el balance consolidado de los grupos bancarios españoles alcanza un importe de 2,49 billones de euros, casi 200.000 millones más que el registrado hace un año (+8,7%). De este aumento del balance, prácticamente el 50% se ha materializado en un incremento del crédito a la clientela de 80.910 millones de euros, lo que representa un crecimiento anual del 5,8%.

En este periodo de tiempo, los gastos de explotación se han incrementado un 5,6% por debajo del crecimiento del balance (8,7%), lo que ha permitido mantener la tendencia positiva de la cuenta de resultados hasta el margen de explotación antes de provisiones, que crece un 6,5%. En consecuencia, el ratio de eficiencia se mantiene por debajo del 47%.

Además, los ratios de solvencia de los grupos bancarios mejoran en todos sus niveles en relación a los presentados un año antes. Destaca la mejora del core capital', la parte de mayor capital de la ratio, que avanza 131 puntos básicos. Villsante también ha indicado que la cuenta de resultados individual de los bancos españoles sigue las mismas pautas que la consolidada, aunque más acentuadas. El margen de intereses crece un 18,2% mientras que el margen bruto sube un 24,2%.

El saldo de los créditos morosos de la banca española subió en octubre en 7.392 millones de euros, hasta sumar 189.816 millones de euros, y la tasa de morosidad escaló a un nuevo máximo del 11,23%, según datos provisionales del Banco de España divulgados el martes. El incremento de la morosidad se vio acompañado por una contracción de la inversión crediticia de la banca en unos 13.000 millones de euros a 1,69 billones. En los últimos 12 meses, la morosidad de la banca española se ha incrementado en unos 61.500 millones de euros, lo que representa un aumento del 48%.

'Esperamos que la morosidad siga subiendo en los próximos meses. Estamos viendo una nueva oleada, esta vez de los parados del sector público, de la banca y de las multinacionales, que disponían de un poder adquisitivo más alto y una mayor vinculación con los bancos', ha señalado Daniel Pingarrón, analista de IG en España.

Sin emabrgo, el  secretario general de la AE, Pedro Pablo Villasante, considera que la morosidad no va a tener un crecimiento 'alto o acelerado' en los próximos meses porque en España existe el compromiso de pago. 'Aunque la situación económica no impida que la mora se frene, sí que hay valores sociales de compromiso financiero que hacen que la mora no se dispare. No va a tener un crecimiento alto o acelerado', ha señalado en rueda de prensa.