Publicado: 26.03.2014 07:00 |Actualizado: 26.03.2014 07:00

La banca se juega más de 2.000 millones con las cláusulas suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El proceso abierto en el Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid contra las cláusulas suelo de los créditos hipotecarios mantiene en alerta a la banca. Están demandadas un centenar de entidades, entre ellas casi todas las importantes, y el coste de una sentencia desfavorable sobrepasaría con creces los 2.000 millones de euros.

Los tribunales ya se han pronunciado con anterioridad sobre esas cláusulas, que impiden a los prestatarios aprovechar los bajos niveles actuales de euríbor. Pero el fallo más importante fue el dictado en mayo de 2013 por el Supremo, en virtud del cual tuvieron que eliminarlas de sus contratos BBVA, Cajamar y NGC Banco.

Medio millón de hipotecados han visto rebajada su cuota  tras el fallo del SupremoDesde entonces, gracias a la desaparición de las cláusulas suelo, más de medio millón de hipotecados han visto rebajada su cuota mensual entre 80 y 300 euros. El impacto en las cuentas de resultados de 2013 fue de 420 millones para BBVA; de 50 millones para Cajamar y de 48 millones para NGC Banco. La sentencia de mayo de 2013 alcanzaba, en principio, sólo a estas tres entidades y ha habido otras que se han negado expresamente a hacerla suya, como el Popular y el Sabadell. En ambos casos, la justificación ha sido que sus hipotecas ya respetaban los principios de transparencia exigidos por el Supremo.

Si eso es así se verá cuando el Juzgado de lo Mercantil número 11 examine la demanda colectiva presentada por la asociación de consumidores Adicae en nombre de 15.000 afectados. El proceso, para el que se ha declarado competente esta semana la jueza Ana María Gallego, se extiende a 101 entidades, entre bancos y cajas de ahorros.

El Banco de España cifra en dos millones el número de hipotecas con cláusulas suelo (un 30% del total), mientras Adicae afirma que hay tres millones y medio, después de restar las 500.000 suprimidas a raíz de la sentencia del Supremo. Según esta última organización, oscilan entre el 3% y el 6%, muy por encima del euríbor (0,6%).

El coste de anularlas por completo lo estimaba la consultora Analista Financieros Internacionales (AFI) en 3.000 millones de euros antes de que BBVA, Cajamar y NGC Banco se viesen forzados a quitar las suyas. Por lo tanto, un fallo desfavorable del Juzgado de lo Mercantil número 11 tendría una repercusión del orden de 2.400 millones, a falta del desenlace del más que probable recurso.