Público
Público

El Banco Pastor gana un 17,7 por ciento menos hasta septiembre y su morosidad roza el 6 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Pastor, inmerso en su fusión con el Banco Popular, logró un beneficio neto atribuido de 50,89 millones de euros hasta septiembre, un 17,7 % menos que un año antes, al tiempo que su morosidad creció hasta prácticamente rozar el 6 % (un 5,98 %).

En un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco Pastor cree que su morosidad está "dominada" y destaca que ha conseguido reforzar su solvencia en los últimos meses, hasta alcanzar unos recursos de máxima calidad frente a activos de riesgo del 9,09 %, superior al 8,4 % de un año antes.

En declaraciones a Efe, el consejero delegado de la entidad, Jorge Gost, explicó que la morosidad aumenta ya con menor intensidad aunque admitió que posiblemente seguirá creciendo en los próximos meses. En préstamo promotor, la morosidad del Pastor es del 15 %.

Al igual que en el resto de entidades con un negocio centrado en España, el escaso dinamismo económico marcó los resultados de la entidad, que caen un 17,7 % en comparación con los nueve primeros meses de 2010, cuando ya habían mermado casi a la mitad por las provisiones.

No obstante, el Pastor saca pecho de que en unos meses de "intensa competencia" ha conseguido aumentar los depósitos a la clientela que crecieron en tasa interanual un 5,9 %, hasta 15.582 millones, la mitad de ellos en Galicia.

Sin embargo, los créditos a la clientela cayeron un 1,5 % hasta situarse en 21.052 millones al acabar septiembre. Menos que el resto del sector.

En este sentido, el presidente del Banco Pastor, José María Arias, advirtió a través de un comunicado de que "lo más necesario" en estos momentos para abordar la salida de la crisis es que fluya el crédito, aunque las necesidades de capital sean "importantes".

Por eso, en su opinión, resulta "fundamental" que se abran los mercados de financiación, ya que si éstos no se desbloquean se dilatará la salida de la crisis.

En cualquier caso, el banco presume de buenos resultados en la actividad comercial debido a su modelo de negocio y refuerza claramente su liderazgo en Galicia, donde es la primera entidad en créditos ICO -una cuota del 17,5 %- y sigue sumando clientes.

El consejero delegado hace hincapié en que la entidad redobla su compromiso con la región "cuando más hace falta" y pone como ejemplo que las hipotecas crecen un 2,6 % cuando el mercado las reduce en un 28 %.

Además, destaca que en los nueves primeros meses del año han abierto tres sucursales en la comunidad dedicadas exclusivamente a pymes, mientras que en el resto de España tratan de seguir ganando cuota en un momento marcado por la reestructuración de las cajas.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses cayó un 10,7 %, hasta 323,13 millones, en tanto que el bruto se redujo un 16,2 %, hasta 506,27 millones, después de que los ingresos netos por comisiones bajaran un 26,4 %, hasta 71,97 millones.

De esta forma, y con unos gastos de administración que se redujeron un 0,7 %, hasta 262,69 millones, el resultado de la actividad de explotación, que refleja la actividad puramente bancaria, cayó un 15,1 % y alcanzó los 145,57 millones.

La eficiencia de eficiencia sigue siendo mejor que la media del sector, pero empeoró respecto al año pasado. El banco gastaba entonces 43 euros por cada 100 de ingresos y ahora se le van más de 51 euros.

Respecto a su liquidez, el Banco Pastor considera que tiene una posición "cómoda" en cuanto a vencimientos de deuda, ya que cuenta con una primera línea de liquidez de 1.900 millones de euros a finales de septiembre.