Público
Público

Banderas recibirá la Espiga honor de una SEMINCI dedicada a Delibes y Chabrol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Antonio Banderas recibirá la Espiga de Honor de la 55 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) en su inauguración el día 23, en una edición que mantiene la característica mezcla de directores consagrados y noveles, y que esta dedicada a las figuras de Claude Chabrol y Miguel Delibes.

En una edición de especial dificultad por la crisis, que ha requerido "esfuerzos" para sumar tres millones de presupuesto, "no se ha sacrificado su corazón, el cine", ha observado en la presentación el alcalde de Valladolid y presidente del Patronato de la Semana Internacional de Cine (Seminci), Javier León de la Riva.

En ese mismo sentido se ha expresado el director del Festival, Javier Angulo, que se ha encontrado con un año complicado en cuanto a la selección, con mil películas vistas para llegar a las quince que se presentan a concurso y las dos de exhibición: "También la lluvia", "un peliculón" de Iciar Bollaín con el que España aspira a los Óscar, que abre la Seminci, y "El último baile de Mao" de Bruce Beresford, en la clausura.

La cara de la jornada inaugural la pondrá el malagueño Antonio Banderas, quien llegará a Valladolid "por tierra, mar o aire", interrumpiendo su rodaje con Pedro Almodóvar, para apadrinar y recibir el homenaje del festival del que recibió su primer galardón en la edición de 1989, y que nunca ha olvidado, ha recordado Angulo.

Con la actriz Pilar López de Ayala como madrina en la jornada inaugural, que presentarán con humor Flipy y Alfredo Díaz, a los que sustituirán en la clausura la actriz Ledicia Sola con la ayuda de Pablo Motos, en esta 55 edición se proyectarán 107 largos y 43 cortos, en ocho días y en ocho salas, lo que supone una oferta de trece largometrajes y cinco cortos al día, según su director.

Se trata de una propuesta con la que la Seminci quiere seguir siendo fiel a esa mezcla de directores consagrados y noveles, ya que casi la mitad de los aspirantes a la Espiga de Oro son debutantes y entre las cámaras conocidas destacan la del iraní Abbas Jiarostami, el argentino Héctor Olivera, el israelí Eran Riklis o el taiwanés Chung Mong-hong.

El festival rendirá homenaje póstumo a la última voz de la Nouvelle Vague, Claude Chabrol, fallecido el pasado 12 de setiembre en París, que tenía previsto acudir a la Seminci para recibir una Espiga de Honor, que previsiblemente recogerá una de sus hijas, y de quien se proyectará una retrospectiva de su universo y el estreno en España de "Bellamy", su último largometraje.

El otro gran protagonista de la Seminci será el novelista vallisoletano Miguel Delibes, fallecido en marzo, que dará nombre a partir de ahora al premio al Mejor Guión, y a quien se dedicará otro de los días del Festival, con una mesa redonda y la proyección de "Función de noche", de Josefina Molina.

Angulo ha destacado además la gran apuesta que supone la sección Punto de Encuentro, con diecisiete películas a concurso, "propuestas extremas de cine", filmes que salvo que sean premiados no se exhibirán en España, y que suponen ejercicios de cine "que impactan en el corazón".

También se ha referido a "su ojito derecho", "Tiempo de Historia", en el que compiten diecinueve documentales y uno en exhibición, en un momento en el que este género "vive un momento dulce en España, dando lo que otros nos ocultan", con "historias vivas", que dan este año mucha importancia a la biodiversidad.

Entre las novedades destacan una sesión dedicada por primera vez al público infantil, "La tropa de trapo en el país donde siempre brilla el sol", una cinta en tres dimensiones dirigida por Álex Colls, y la proyección "Soul Kitchen", de Fatih Akin, de la que podrán disfrutar personas con discapacidad auditiva o visual, con el objetivo de ampliar los títulos en próximos años.

Otros nombres propios del festival son los de Jaime Rosales, Mar Tarragona, Maria Botto y Miriam Allen, que componen el jurado internacional que preside el cineasta indio Adoor Gopalakrishnan, representante del cine de autor que se hace en este país, del que habrá un ciclo este invierno en la Casa de la India en Valladolid.

También habrá un hueco para exhibir doce de los largometrajes más representativos del cine brasileño de los últimos años y otra jornada dedicada a la Diversidad Cultural con el patrocinio del Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.