Público
Público

Barroso marca el fondo europeo como "último recurso" de la banca

El presidente de la Comisión Europea reclama elevar la exigencia de capitalización solo a los grandes bancos privados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la presentación de su 'hoja de ruta para la estabilidad y el crecimiento', el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha reclamado la recapitalización urgente y coordinada de los grandes bancos de la UE para garantizar que puedan resistir a la crisis de deuda.

Un plan que endurece las exigencias de capital, incluye toda exposición a la deuda soberana y prohíbe mientras tanto el pago de dividendos y bonificaciones.

La recapitalización, ha indicado, deberá tener en cuenta 'toda la exposición a la deuda soberana' para garantizar la máxima transparencia sobre la calidad de los activos de los bancos afectados. Teniendo en cuenta el impacto consiguiente de la deuda soberana, la Comisión Europea quiere elevar 'temporal pero significativamente' el ratio de capital de máxima calidad requerido a la banca.

Según ha explicado, el refuerzo de capital debe hacerse recurriendo al mercado cuando sea posible, con ayudas públicas nacionales y, sólo como 'último recurso', utilizando el fondo de rescate de 440.000 millones de euros.

Barroso respalda así la estrategia defendida por la canciller alemana, Angela Merkel, que había defendido que el fondo de rescate se utilizara para recapitalizar bancos sólo en aquellos países sin recursos suficientes para dar ayudas nacionales a su banca. Por su parte, Francia ha anunciado que será el Estado galo el que se hará cargo de la recapitalización, aunque en un primer momento abogaba por utilizar el mecanismo europeo. 

'Los bancos que no tengan el capital exigido deberán presentar planes para lograrlo lo antes posible. Hasta que lo hagan, se les deberá prohibir el pago de dividendos y bonos a sus directivos y accionistas', ha propuesto el presidente de la Comisión.

El presidente del Ejecutivo comunitario ha reclamado 'maximizar la capacidad' de este fondo de rescate para frenar el contagio de la crisis de deuda. Pero no ha explicado cómo hacerlo, aunque ha propuesto adelantar a mediados de 2012 la entrada en vigor del fondo de rescate permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, que estaba previsto para julio de 2013.

El nuevo Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), acordado el pasado 21 de julio, supondrá la sustitución del fondo de rescates actual para evitar el riesgo de contagio de los países más afectados por la crisis e iniciar una nueva etapa en la construcción europea.

Sobre la crisis del país heleno, Barroso ha reclamado una 'solución contundente' que a su juicio debe incluir urgentemente el pago del sexto tramo de la ayuda, que supondrá una inyección de 8.000 millones de euros, y un segundo plan de rescate con la participación del sector público y de la banca. No obstante, no ha aclarado si se exigirá a la banca una quita superior al 21% pactado en julio, tal y como han sugerido algunos líderes europeos.

Por último, el presidente de la Comisión ha prometido que hará una propuesta sobre los eurobonos antes de final de año y ha pedido a los países con mayor margen de maniobra que apliquen incentivos para la salida de la crisis.

Las palabras de Barroso han alentado la tranquilidad en las bolsas europeas. Aunque la decisión de las agencias Fitch y Standard & Poor's, que ayer rebajaron la calificación del crédito de la gran banca española, se ha notado a primera hora de la mañana, poco a poco se ha ido diluyendo. En la bolsa española el Ibex 35 ha recuperado el nivel de 9.000 puntos con la subida del 2,05% que ha alcanzado. Un nivel que había perdido el pasado 4 de agosto. Así, el índice de referencia de la Bolsa ha ganado 181 puntos y las pérdidas anuales acumuladas descienden al 8,44%.

En Europa, con el euro a 1,38 dólares, las principales plazas han subido poco antes del cierre del mercado español: Milán, el 2,8%; el índice Euro Stoxx 50, el 2,3%; Fráncfort, el 2,2%; París, el 2,1%, y Londres, el 0,9%.

Además, todos los grandes valores han subido: BBVA, un 3,97%; Repsol, un 2,2%; Telefónica, un 2,2%; Banco Santander, el 1,91%, e Iberdrola, el 1,81%.