Público
Público

Bashir sale reforzado de Doha

El discurso inaugural defendía al presidente de Sudán, acusado de genocidio por la Corte Penal Internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La XXI cumbre de la Liga Árabe se cerró este lunes en Doha con un rechazo regional hacia la orden de arresto internacional del presidente sudanés, Omar al Bashir, y el respaldo a Sudán 'en todo lo que pueda afectar a su integridad y unidad'. Así figura en la declaración final dada a conocer al concluir una cumbre anual que inicialmente iba a prolongarse hasta mañana y que fue clausurada esta misma noche.

Pese a los esfuerzos del emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Zani, las incomparecencias de los jefes de Estado egipcio, Hosni Mubarak; argelino, Abdelaziz Buteflika, y del rey Mohamed VI de Marruecos, entre otros, restaron lustre a la convocatoria para aunar esfuerzos en busca de un consenso árabe. Sin embargo, Al Zani se anotó importantes triunfos gracias a la presencia de antagonistas como el rey saudí, Abdalá Bin Abdelaziz, y el líder sirio, Bachar al Asad, que reforzaron su imagen de mediador en la zona en detrimento de Egipto.

El presidente sirio, Bachar al Asad, inauguró la cumbre con un discurso en el que pidió el apoyo total de los asistentes a Sudán.

Al Asad instó, ante las 22 delegaciones de los países árabes, a apoyar 'totalmente a Sudán en esta etapa', en referencia a la orden de detención emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente sudanés , Omar Hasan al Bashir, por supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad. El presidente sirio ha agregado que la orden es 'una de las fases para dividir a Sudán con el objetivo de debilitarlo y hacerse con sus riquezas'.

Al Asad, que interrumpió su intervención varios minutos debido a que los miembros de algunas delegaciones no habían ocupado sus asientos y los fotógrafos le impedían ver al resto de los asistentes, insistió en que la actuación del tribunal de la Haya era una intromisión en los asuntos internos de un país soberano. Además, justificó que no se acepte la decisión del tribunal al asegurar que no se puede respetar la ley internacional cuando esta no emerge de los pactos internacionales.

En su discurso, que comenzó una hora tarde más de lo previsto, el presidente sirio, anfitrión de la pasada cumbre árabe, instó también a olvidar las diferencias y solucionarlas los conflictos mediante el diálogo. Ante los líderes árabes dijo que, sin solidaridad, cualquier decisión que se tome carece de valor. Asimismo dedicó unas palabras a criticar a Israel e incluso pidió que se bloqueara la iniciativa árabe de paz hasta que ese Estado cambie de actitud.

A continuación, el anfitrión de la cita, el emir de Qatar, jefe Hamad Bin Jalifa al Zani, que hoy mismo asumió la presidencia de la asamblea de jefes de Estado de la Liga Árabe, llamó a revisar el sistema financiero internacional.

Ha advertido de las adversas consecuencias que para el mundo árabe y su desarrollo tiene la actual crisis económica mundial, que 'ha puesto a prueba la fragilidad del sistema financiero'. 'Debemos estar listos para enfrentarnos a sus efectos', ha agregado el emir de Qatar. 'La crisis hace necesaria una drástica revisión del sistema financiero mundial para encontrar uno más fiable'.

También pidió que el mundo árabe vigile 'la tendencia' del nuevo Gobierno israelí y sus efectos sobre la seguridad en la región, pero ha hecho votos por no suspender el actual proceso de paz en Oriente Medio, basado en una solución de dos Estados, el israelí y el palestino, en contra de lo dicho anteriormente por Al Asad.

El presidente libio, Muamar al Gadafi, abandonó repentinamente la cumbre árabe poco después de que comenzara la reunión presidencial tras una discusión con el emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Zani, al pedirle la reconciliación con el rey saudí.

Se cree que cuando el emir de Qatar hablaba de la participación del rey Abdulá bin Abdelaziz de Arabia Saudí en la cumbre del G20 esta semana en Londres, como representante de los árabes en este encuentro, Gadafi le interrumpió para pedir disculpas al monarca saudí. 'Por mi respeto a la 'umma' [nación], considero que el problema personal contigo [en referencia al rey saudí] se ha terminado. Estoy dispuesto a visitarte, y tú te vienes a visitarme', dijo Gadafi en su intervención, reproducida parcialmente por el sistema interno de televisión.

Al empezar a hablar, el presidente libio no utilizó la palabra 'rey' cuando se dirigió al monarca saudí y el emir de Qatar le interrumpió, pidiendo que se respete el orden de discursos de los asistentes.

El depuesto primer ministro palestino y líder de Hamás, Ismail Haniye, instó a los países reunidos en la Cumbre de la Liga Árabe a cortar sus relaciones con Israel y levantar el bloqueo a Gaza. 'No hay más tiempo que esperar, os exigimos que cumpláis las decisiones tomadas en cumbres anteriores para levantar el bloqueo a Gaza y abrir los puestos fronterizos', dijo Haniye en un mensaje televisado.

El cierre de las fronteras con Israel y Egipto 'ha provocado la muerte de cientos de enfermos y paralizado toda forma de vida' en la franja territorial palestina, ha dicho el dirigente del movimiento islamista Hamás.

También solicitó a los líderes árabes reunidos en la capital de Qatar que trabajen para 'presentar a los criminales de guerra sionistas ante la justicia por los crímenes cometidos en Gaza'.