Público
Público

El Basque Culinary Center, rico, rico, rico

La primera Facultad española de estudios de cocina echa a andar en San Sebastián, apadrinada por los grandes cocineros vascos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera Facultad española de estudios de cocina ha dado este lunes el primer paso con la constitución de la Fundación que la gestionará junto al que será el otro 'pilar' del proyecto, un centro de investigación e innovación de ciencias gastronómicas.

Ambos centros, que quedarán agrupados en el ya bautizado como Basque Culinary Center, comenzarán a funcionar previsiblemente en 2011 y estarán ubicados en San Sebastián, en principio en el Parque Tecnológico de Miramón, cuyos terrenos tendrá que ceder el Ayuntamiento.

El presupuesto global para su puesta en marcha es de 14 millones de euros, la mitad de los cuales los aportará el Ministerio de Ciencia, Innovación y Tecnología.

La Diputación de Guipúzcoa tiene previsto destinar un millón de euros, el Gobierno Vasco unos tres millones y el resto 'se irá cerrando en las próximas semanas y meses', ha dicho hoy Iosu Zabala, rector de la Universidad de Mondragón, que es la entidad privada impulsora de un proyecto que cuenta con el respaldo de los principales cocineros vascos.

Juan María Arzak, Pedro Subijana, Martín Berasategui, Andoni Luis Aduriz, Hilario Arbelaitz, Karlos Argiñano y Eneko Atxa son los restauradores que han pasado a formar parte del patronato de la Fundación junto al rector de Mondragon Unibertsitatea, institución dependiente del Grupo Mondragón.

Todos ellos participaron en la presentación del Basque Culinary Center, en un acto celebrado en el Kursaal donostiarra al que han asistido el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe; el secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez; el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza.

A la Fundación, que será el órgano de gobierno, administración y representación del proyecto, se incorporarán las instituciones que apoyan el nuevo centro y también está prevista la de empresas del sector de la alimentación.

El Basque Culinary Center pretende garantizar 'la continuidad de la cocina vasca como polo de alta cocina y de innovación' mediante la formación de profesionales cualificados, así como 'promover la investigación y transferencia de conocimiento en los profesionales de la alta cocina y los sectores empresariales', ha explicado Zabala.

El fin último, ha añadido, sería lograr 'una proyección internacional que sitúe al país como meca de la alta cocina mundial'.

El nuevo centro, que contará con un edificio académico y otro destinado a residencia de estudiantes, es el segundo de este tipo que se crea en Europa -existe otro en el Piamonte italiano- y cubrirá 'una laguna' en un momento en que es 'recomendable formar perfiles más cualificados y con competencias más profundas, como ha ocurrido en otros ámbitos profesionales', según el rector.

Además de impartir estudios para obtener un título universitario de grado en Artes Culinarias y cuatro de postgrado dirigidos a profesionales de la cocina y otros sectores , ofrecerá tanto formación continua como otra para 'entusiastas de la cocina'.

En el centro de I+D+i se desarrollarán seis líneas de investigación: educación y hábitos alimentarios, responsabilidad social alimentaria, tendencias de alimentación, innovación en la gestión de empresas del sector, desarrollo de tecnologías asociadas y elaboración, presentación y conservación de alimentos.

El secretario de Estado de Investigación ha vinculado este proyecto a 'la esencia cultural española' y ha dicho que supondrá 'desarrollo social y crecimiento económico'.