Público
Público

Bate récord de venta un estudio para "La miel es más dulce que la sangre", de Dalí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un estudio para "La miel es más dulce que la sangre", una de las creaciones de Salvador Dalí de gran valor histórico, batió hoy un récord de venta para el artista al ser subastada en Christie's de Londres por 4.794.215 euros (4.073.252 libras ó 6.541.640 dólares).

El cuadro homónimo, de 1927, supuestamente inspirado en la relación del creador español con su compatriota el poeta Federico García Lorca, está desaparecido, pero se conserva el lienzo preparatorio, cuyo precio se había estimado en 3,4 millones de euros (unos 4,6 millones de dólares).

Durante la puja celebrada hoy, esa obra de enorme belleza y gran valor histórico superó un récord mundial para Dalí, según indicó un portavoz de Christie's.

Se trata de una de las primeras obras surrealistas de Dalí y refleja la influencia de otras destacadas figuras de ese movimiento, entre ellas Yves Tanguy, además de incluir imágenes, como el cadáver de un burro rodeado de moscas, que resultan familiares por otras creaciones, como la película "El perro andaluz", en el que el pintor colaboró con el cineasta Luis Buñuel.

La frase del título parece haber obsesionado al genio español toda su vida y aparece citada en su autobiografía "La Vida Secreta de Salvador Dalí", donde califica el placer solitario de la masturbación como "más dulce que la miel" mientras que para su amigo Lorca las relaciones sexuales eran como "una selva de sangre".

El temor al sexo y a la mujer son constantes en el arte daliniano de esos años, que culminan en los cuadros titulados "El gran Masturbador" y "El Juego Lúgubre".

En la pieza vendida hoy por Christie's, esos motivos fetichistas surgen sobre una playa que corta en diagonal el cuadro y en la que aparecen, además del burro muerto y agujas clavadas en la arena, un cadáver decapitado de mujer y una cabeza con los ojos cerrados que podría ser la de García Lorca.

Se quedó, en cambio, sin comprador, pese al gran interés suscitado, otra de las obras de Dalí, de mayor tamaño -146,5 por 124 centímetros- "Las llamas, llaman", pintada en 1942 en Estados Unidos, a donde el artista se había trasladado con su esposa, Gala, huyendo de la guerra en Europa.

Esa obra había partido con un precio estimado de 4,5 millones de euros (unos 6,1 millones de dólares).

Dalí había sido objeto poco antes de una exposición en el Museum de Arte Moderno neoyorquino junto a su compatriota Joan Miró, exposición que viajaría a varias ciudades del país y que aumentaría su fama hasta el punto de ser solicitado para trabajar en los decorados de producciones de ballet y con cineastas como Alfred Hitchcock y el dibujante Walt Disney.

El motivo principal del cuadro, las jirafas ardiendo, no constituye una novedad pues hizo su primera aparición en 1936, es decir durante la Guerra Civil española (1936-39), en una obra titulada "Girafe en feu", en cuyo primer plano puede verse otro motivo típico daliniano: dos mujeres-muñecas apoyadas en horquillas y con cajones abiertos en una pierna.

Otro cuadro del pintor, de mucho menor tamaño que el anterior -58,5 por 76,5 centímetros-, y titulado "Port Lligat al atardecer", fue comprado por la cantidad de 1.493.460 euros (1.273.250 libras ó 2.053.752 dólares).

Esa obra muestra el modesto puerto de pescadores de Cataluña donde se establecieron Dalí y Gala en 1930 y junto a la bahía, aparecen varias figuras entre mitológicas y religiosas, como un par de ángeles, además de una barca.

En cuanto a la obra principal, "L'aimant", de René Magritte, pintada en 1941 y procedente de una colección particular suiza, se vendió por 5.585.159 euros (4.745.250 libras ó 7.620.872 dólares).

El valor del cuadro fue ligeramente menor al que Christie's confiaba en alcanzar, ya que la casa esperaba superar los 6 millones de euros (unos 8 millones de dólares).

En el lienzo, el gran surrealista belga representa a una mujer desnuda de frente con la cabeza de perfil y los ojos cerrados, que apoya los brazos en un gran bloque de piedra y cuya silueta se reproduce en una gran cortina roja que nos oculta en parte el mar luminoso del fondo.