Publicado: 06.02.2014 17:02 |Actualizado: 06.02.2014 17:02

El BCE decide no tomar nuevas medidas ante la "complejidad" de la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Central Europeo (BCE) no cree que exista riesgo de deflación en la zona euro, donde considera firmemente ancladas las perspectivas de inflación, por lo que ante la "complejidad de la situación" ha decidido no adoptar por el momento medida alguna a la espera de contar con nuevos datos. En presidente de la institución, Mario Draghi, señaló en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad que la inflación de la eurozona permanecerá en niveles similares a los actuales durante los próximos meses, aunque indicó que "no hay deflación. Habrá una baja inflación, pero no deflación", dijo.

A este respecto, el presidente del BCE explicó que se observa un ajuste de precios relativos, particularmente acusado en los países que han requerido algún tipo de asistencia financiera, como España, Irlanda, Portugal o Grecia, pero sin que por ello exista un riesgo de deflación generalizado. De este modo, el banquero italiano quiso subrayar "con firmeza" la posición de la entidad de mantener los tipos de interés del euro al bajo nivel actual durante un prolongado periodo de tiempo o incluso por debajo (de momento, se mantienen en el mínimo histórico del 0,25%), pero sin dejar entrever la inminencia de ninguna nueva medida extraordinaria, algo que algunos analistas daban por descontado en esta reunión. Aunque una rebaja de tipos a niveles desconocidos hasta ahora como el 0,10% o el 0,15% era una de las opciones que barajaban los analistas, la mayoría esperaban que esta medida se pospusiera a próximas reuniones de la institución.

No obstante, Draghi recordó que el BCE sigue muy de cerca la evolución de los acontecimientos y "está listo para tomar en consideración cualquiera de las herramientas de las que dispone", aunque apuntó que la institución no había adoptado ninguna medida en su reunión de febrero ante "la complejidad de la situación". En este sentido, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro admitió que la posibilidad de no esterilizar la liquidez extra suministrada al Eurosistema mediante el programa de compra de bonos SMP es una opción, aunque apuntó que "no se ha estudiado" en la reunión de febrero. "Los instrumentos que activemos dependerán de las contingencias a las que debamos hacer frente", dijo Draghi.