Público
Público

Beber mucha gaseosa dietética aumentaría riesgo parto prematuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Beber gran cantidad debebidas endulzadas artificialmente estaría asociado con unmayor riesgo de tener partos prematuros, sugirió un nuevoestudio.

"Consumir gran cantidad de ese tipo de productos no seríabuena opción para las embarazadas", dijo el doctor ThorhallurI. Halldorsson, de Statens Serum Institut, en Copenhague.

Las bebidas "diet" se promocionan como una alternativasaludable de las gaseosas y los jugos.

Pero el equipo de Halldorsson observó que existen muy pocosestudios sobre la seguridad del consumo regular de edulcorantesen los seres humanos. Recientemente, a las gaseosas, comunes odietéticas, se las asoció con la hipertensión, que aumenta elriesgo de tener parto prematuro.

El equipo estudió a 60.000 mujeres en Dinamarca en lasemana 25 de embarazo. Respondieron sobre la alimentación,incluido cuánta gaseosa consumían por día. El 5 por ciento tuvoa su bebé en la semana 37.

Las mujeres que tomaban por lo menos una porción de gaseosadietética por día en el embarazo fueron un 38 por ciento máspropensas a tener un parto prematuro que las que no bebíangaseosa dietética, publicó el equipo en American Journal ofClinical Nutrition.

Las mujeres que bebían por lo menos 4 gaseosas dietéticaspor día fueron casi un 80 por ciento más propensas a tenerparto prematuro, independientemente del peso corporal.

Según March of Dimes, uno de cada ocho bebés (13 porciento) nace antes de término.

Eso quiere decir que si beber gaseosa dietética elevarealmente ese riesgo, lo que primero debería ser confirmado pornuevos estudios, una mujer que tome por lo menos una gaseosadietética por día tendría un 17 por ciento de riesgo, o un 22por ciento si bebiera 4 o más gaseosas dietéticas por día.

El grupo de cabildeo de empresas que producen y distribuyenalimentos de bajas calorías, Calorie Control Council, consideróque el estudio es "engañoso".

"Ciertamente, alarma a las embarazadas. Mientras que va encontra de las evidencias que demuestran que los edulcorantesson seguros en el embarazo, investigaciones previas demostraronque el sobrepeso y la obesidad pueden afectar negativamente losresultados del embarazo", dijo a través de un comunicado BethHubrich, nutricionista del grupo.

"Además, los edulcorantes permiten que las embarazadasdisfruten de lo dulce sin excederse en las calorías, lo quedeja espacio para los alimentos y las bebidas nutritivas sinengordar, lo que es malo para la madre y el bebé", agregó.

Dado que sólo la versión dietética de las gaseosas estuvoasociada con el parto prematuro, los resultados sugirieron queel edulcorante, y no el consumo de gaseosa en sí, explicaría larelación.

Pero también podrían influir otros factores.

El equipo no analizó edulcorantes específicos y Halldorssondestacó que muchas bebidas contienen más de una de esassustancias químicas.

Según el equipo, existen pruebas indirectas en animales dela relación entre el consumo de aspartamo y el partoprematuro.

El aspartamo se descompone en metanol y otras sustanciasdentro del organismo que, a la vez, pueden convertirse ensustancias tóxicas como el formaldehído y el ácido fórmico.

Mientras que estudios en primates revelaron que unaexposición muy baja al metanol acorta el embarazo y causacomplicaciones en el trabajo de parto.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 30de junio del 2010.