Publicado: 14.05.2014 18:35 |Actualizado: 14.05.2014 18:35

El beneficio de Sacyr del primer trimestre se reduce un 17,6%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sacyr registró un descenso del 17,6% en su beneficio neto atribuible de marzo a 24,8 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (EBITDA) bajó un 17,9% a 81,1 millones en el primer trimestre de 2014, dijo el miércoles el grupo constructor.

Las cuentas no son directamente comparables con las del mismo periodo del año anterior, ante el cambio en la metodología contable que ha afectado a la manera en la que se registran las participaciones en entidades de control conjunto y que supone una contracción de la cifra de negocios y del resultado bruto. Para poder poder hacerlas comparables, la entidad reformuló sus cuentas del primer trimestre de 2013.

El cambio afectó sobre todo a la actividad de concesiones y a la de construcción, al modificar el método de consolidación del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) que amplía el canal de Panamá y en el que participa la constructora. Con estos nuevos cálculos, la cifra de negocios cayó un 13% a 582,2 millones de euros por la desaceleración en la construcción doméstica y la actividad de su filial patrimonialista Testa, para la que Sacyr podría dar entrada a nuevos accionistas.

La deuda neta del grupo presidido por Manuel Manrique se situó en 5.860 millones de euros, frente a los 6.642 con los que cerró el año 2013. La mayor parte de la reducción, 659 millones, se debió a la aplicación de la nueva normativa contable, mientras que el resto corresponde a desinversiones realizadas en este periodo. En la deuda neta se incluyeron 2.337 millones de euros por el préstamo sindicado que financia su participación del 9,23% en Repsol. Sacyr ha dicho que no va a poner esta participación en venta desmintiendo informaciones que apuntaban a que podría vender un 3%.

Sacyr sí espera deshacerse de su participación en la concesionaria de autopistas Itinere, así como del negocio inmobiliario Vallehermoso. La constructora tiene 949 millones de euros como activos no corrientes a la venta por Vallehermoso y la filial francesa Tesfran. Sacyr volvió a los mercados de capitales recientemente con una ampliación de capital y una emisión de bonos que le procurarán liquidez por un total de 416 millones de euros que se registrarán en la contabilidad del segundo trimestre.