Público
Público

Los bomberos continúan remojando la zona calcinada por el incendio de Agramunt

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Bomberos de la Generalitat mantienen 36 vehículos en Agramunt, Oliola y Cabanabona (Lleida), remojando las más de 5.000 hectáreas calcinadas en el incendio que se desató el pasado día 17 y que quedó controlado a última hora de ayer.

Fuentes de los Bomberos de la Generalitat han informado de que los efectivos terrestres están remojando la zona para evitar que se reaviven las llamas de este incendio, el más importante del verano en Cataluña y que, además de provocar importantes daños materiales, se ha cobrado la vida de un anciano de 86 años.

Los medios aéreos que durante los dos últimos días han trabajado en la zona se retiraron ya a última hora de la tarde de ayer y no está previsto que hoy vuelvan a sobrevolar las hectáreas calcinadas, sobre las que se seguirá trabajando desde tierra.

Los Bomberos lograron controlar anoche el fuego, que aún no se ha dado por extinguido.

A la espera de los resultados de la investigación, el conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, atribuyó ayer el origen del fuego a la caída de una torre eléctrica, aunque poco después la compañía Fecsa-Endesa aseguró que ese no pudo ser el origen, puesto que esa instalación cayó horas después de que se iniciaran las llamas.

Los importantes daños materiales, especialmente agrícolas, ya que la mayor parte de las hectáreas afectadas son campos de cultivo, han hecho a la Generalitat estudiar la posibilidad de declarar zona catastrófica, según dijo ayer el conseller de Agricultura, Joaquim Llena.