Público
Público

Bradl vence en Moto2 en una carrera alocada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alemán Stefan Bradl (Suter) se impuso en una alocada carrera del Moto2 en Estoril, correspondiente al Gran Premio de Portugal de motociclismo, penúltima prueba puntuable del mundial de la especialidad.

El español Toni Elías (Moriwaki), matemáticamente campeón del mundo de la categoría, se acabó retirando tras sufrir una caída.

El turco Kenan Sofuoglu (Suter) sorprendió por dentro al español Toni Elías (Moriwaki), quien vio como en la segunda curva de la carrera también se le "colaba" por el otro lado el húngaro Gabor Talmacsi (Speed Up), autor del mejor tiempo de entrenamientos, mientras que Julián Simón (Suter) se quedó rezagado en ese instante y, por tanto, obligado a remontar.

Con el asfalto todavía húmedo en algunas zonas, todos los pilotos optaron por montar neumáticos de seco y los primeros giros de la competición resultaron de lo más alocados, con el húngaro Talmacsi como el más rápido en el primer giro, pero también con el turco Kenan Sofuoglu atacando sin piedad a sus rivales a pesar incluso de salirse del circuito al final de la recta de meta.

Sin apenas perder tiempo, Sofuoglu regresó tras sus rivales colocando a golpes la leva del embrague de su Suter y en apenas dos vueltas, en la tercera, se puso líder de la carrera para comenzar a tirar con un ritmo endiablado.

El colombiano Yonny Hernández (BQR) intentó seguirlo, pero sus esfuerzos acabaron por el suelo y con ello se produjo un corte en el trío de cabeza que permitió al turco destacarse del húngaro Talmacsi a ritmo de vuelta rápida en cada giro.

Mientras, por detrás, Julián Simón y Andrea Iannone (Speed Up), que luchan por la segunda plaza del campeonato, sucumbieron en la salida y se encontraron en posiciones muy retrasadas y por tanto obligados a remontar desde la decimocuarta plaza del español y la trigésimo quinta del italiano.

Una vez Kenan Sofuoglu se vio al frente de la carrera no se arredró y comenzó a marcar un ritmo que le permitió distanciarse con claridad de todos sus rivales, en tanto que Gabor Talmacsi vio como su ventaja sobre los pilotos que marchaban por detrás y acabó neutralizado por el alemán Stefan Bradl (Suter) y el italiano Álex Baldolini (ICP), que sin pensárselo dos veces intentaron cazar al líder de la carrera.

Como ellos, el español Carmelo Morales (Suter) doblegó a Talmacsi y al suizo Dominique Aegerter (Suter) para intentar cazar a la pareja Bradl/Baldolini, pero entró muy pasado en una curva y al intentar rectificar acabó por los suelos.

Morales arrancó su moto y continuó en carrera, aunque en la vigésimo primera posición, justo por delante de otro accidentado, el colombiano Yonny Hernández.

Sofuoglu se fue con suficiencia de todos sus rivales y abrió un hueco superior a los cuatro segundos, aunque cuando comenzó a superar doblados perdió algo de tiempo sin que por ello peligrase su liderato en una carrera en la que, pasado el ecuador, en el decimosexto giro, el campeón del mundo, el español Toni Elías (Moriwaki), sufrió una caída cuando era octavo y pudo regresar a la carrera, pero en una muy retrasada trigésimo primera posición.

Elías intentó continuar, pero al final optó por regresar a su taller y abandonar.

Sofuoglu se mantuvo líder pero su ventaja fue cada vez menor mientras que el interés de la prueba en ese momento se centró en saber cómo se resolvería el duelo entre Julián Simón y Andrea Iannone, quien a un ritmo frenético fue dando buena cuenta de todos sus rivales hasta llegar y superar al español en el decimosexto giro.

No se conformó con ello y el italiano continuó tirando hasta colocarse cuarto a ocho vueltas del final y continuar a la caza de Sofuoglu, pero tanto el uno como el otro acabaron fuera de la pelea por la victoria pues el turco tuvo problemas mecánicos que permitieron a Bradl y Baldolini superarlo y Andrea Iannone se fue por los suelos a siete vueltas del final.

Iannone regresó para acabar vigésimo primero, pero la duodécima plaza de Julian Simón le concede al español cuatro puntos más de ventaja en su lucha por el subcampeonato con el italiano.

La lucha por la victoria acabó siendo entre Bradl y Baldolini pero el espectáculo lo puso en el siguiente grupo Sofuoglu, que se rehizo de los problemas y volvió a atacar para lograr, cuando menos, la tercera plaza en su primera carrera en el mundial de Moto2, aunque el grupo de nueve pilotos en el que se encontraba no se lo iba a poner nada fácil.

Bradl venció por apenas 68 milésimas de segundo a Baldolini y Sofuoglu se tuvo que conformar con la quinta plaza y viendo como el sanmarinense Alex de Angelis ocupó la tercera y última plaza del podio.

El mejor español acabó siendo Héctor Faubel (Suter) undécimo, justo por delante de Simón y con Áxdel Pons (Kalex) también en los puntos al firmar la decimotercera plaza.

Juan Antonio Lladós