Público
Público

Brasil y Portugal, a octavos tras un aburrido 0-0

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las selecciones de fútbol de Brasil y Portugal empataron el viernes 0-0 en el último partido de la tercera jornada del Grupo G disputado en el estadio Moses Mabhida de Durban, por lo que ambas selecciones se clasifican a la siguiente ronda del Mundial 2010.

En el otro encuentro del grupo, Costa de Marfil ganó 3-0 a Corea del Norte.

Con estos resultados, Brasil es primera de grupo con siete puntos y Portugal se clasifica como segunda con cinco. Una de estas selecciones sería la rival de España si consigue clasificarse a los octavos de final.

Costa de Marfil, con cuatro puntos, y Corea del Norte, sin puntuar, quedan eliminadas del torneo.

Brasil echó de menos durante todo el partido al sancionado Kaká y a Robinho, que se quedó en el banquillo por decisión técnica y cedió su puesto en el equipo titular a Nilmar.

La primera ocasión fue para Brasil a los cinco minutos, cuando Dani Alves disparó desviado desde fuera del área.

Brasil salió a presionar en el campo rival para controlar el balón y complicó a Portugal, que intentaba adelantar sus posiciones en el campo.

A los 19 minutos, el portugués Tiago disparó desviado desde fuera del área tras una buena jugada colectiva por la banda izquierda.

El partido fue muy aburrido durante todo el primer tiempo, con pocas ocasiones de gol y un juego en el que abundaban las imprecisiones y las faltas, algunas de ellas bastante duras.

A los 30 minutos, Nilmar estuvo a punto de adelantar a Brasil tras un remate que desvió el portero portugués Eduardo y que terminó dando en el palo.

Luis Fabiano hizo un remate de cabeza picado que se fue fuera por poco a los 38 minutos tras un buen centro de Maicon.

Cristiano Ronaldo, que no pudo mostrar en muchas jugadas sus típicas carreras con el balón controlado, probó desde lejos a los 41 minutos, pero su intento fue detenido sin problemas por el portero Julio César.

El primer tiempo terminó con siete amonestaciones, un claro ejemplo de que los jugadores se dedicaron más a cometer faltas y protestar los errores arbitrales que a jugar al fútbol.

Las cosas no cambiaron demasiado en el segundo tiempo. Portugal salió un poco más ofensivo pero mostró la misma falta de ideas que en la primera parte y apenas complicó a su rival.

MÁS OCASIONES

Una falta lanzada por Ronaldo, que tocó en Pepe y salió desviada a los 52 minutos fue la primera jugada relativamente clara de la segunda mitad. Pero poco después el encuentro se animó.

Michel Bastos remató desviado desde media distancia a los 56 minutos después de que Fabio Coentrao perdiera un balón en el centro del campo.

Un cabezazo de Luis Fabiano a los 57 minutos tras un centro de Dani Alves provocó la estirada de Eduardo. Un minuto después, un remate desde el borde del área de Simao Sabrosa fue detenido por Julio César.

A los 59 minutos, Raúl Meireles desperdició una gran ocasión ante la meta rival después de que Lucio le dejara sólo al querer despejar el balón tras una jugada de Ronaldo.

Pero después de estas jugadas, el partido volvió a caer en un largo período sin ocasiones en el que ninguno de los dos equipos intentó atacar con determinación a su rival.

Un remate de Ramires a los 91 minutos y que fue desviado a córner por Eduardo fue lo único que se vio en los minutos finales del partido.