Público
Público

Brown pide disciplina a su partido tras ser criticado por un revés electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Londres, 26 jul (EFE). El primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, pidió hoy disciplina a sus correligionarios después de que se reavivaran las críticas contra su liderazgo con motivo de la derrota de su partido el pasado jueves en unas elecciones parciales.

"Debemos demostrar que somos un partido disciplinado que continúa con la labor de gobierno", dijo Brown en una entrevista que publica el dominical "Sunday Mirror".

"Creo que la gente tiene muy claro que tenemos una tarea por delante. Tenemos trabajo que hacer para prepararnos para el otoño", afirmó el líder laborista.

De esa manera, Brown salió al paso de las críticas de varios diputados laboristas que este sábado le culparon del revés registrado en la elección parcial de un parlamentario celebrada el jueves en Inglaterra.

Los laboristas sufrieron un duro golpe al perder frente a los conservadores en la circunscripción de Norwich North, en los primeros comicios parciales celebrados en el Reino Unido tras el sonado escándalo parlamentario del abuso de dietas.

Las elecciones se convocaron por la dimisión del laborista Ian Gibson, que dejó el escaño, presionado por la dirección de su partido, al verse salpicado por el caso de las dietas.

El parlamentario laborista Barry Sheerman afirmó que el resultado electoral es una "herida autoinfligida", y advirtió a Brown de que tiene hasta el final del verano para demostrar su capacidad de liderazgo, puesta ya en entredicho el pasado junio por diputados rebeldes que trataron de desalojarle del poder.

La ganadora de estos comicios parciales, con 13.592 votos, fue la joven conservadora Chloe Smith, que con 27 años se convierte en la diputada más joven de la Cámara de los Comunes.

El propio Brown calificó los resultados de "muy decepcionantes" y atribuyó el descontento de los ciudadanos al desgaste sufrido por su partido tras los abusos en la Cámara de los Comunes.

Por su parte, el líder "tory", David Cameron, quien -según todos los sondeos- podría convertirse en Primer Ministro en las elecciones generales del próximo año, remarcó que el veredicto de los electores de Norwich prueba que la gente "quiere un cambio" en el país.