Publicado: 25.11.2013 07:00 |Actualizado: 25.11.2013 07:00

Bruselas presenta medidas para evitar que Starbucks, Apple y Amazon eludan impuestos

La Comisión Europea propone endurecer la ley para que las multinacionales no esquiven pagar el impuesto de sociedades.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea ha propuesto este lunes las medidas con las que pretende endurecer las normas de la UE sobre el impuesto de sociedades con el objetivo de evitar que multinacionales como Starbucks, Amazon, Google o Apple aprovechen brechas legales para esquivar el pago de este tributo.

"Estamos hablando de una magnitud de miles de millones de euros", ha dicho el comisario de Fiscalidad, Algirdas Semeta, al ser preguntado por los ingresos fiscales extra que podría proporcionar esta iniciativa a los Estados miembros.

En concreto, Bruselas plantea una reforma de la directiva matriz-filial, cuyo objetivo era evitar la doble imposición de las empresas del mismo grupo basadas en diferentes Estados miembros. No obstante, las lagunas legales en esta directiva han sido explotadas por algunas empresas para no pagar ningún impuesto, según admite el Ejecutivo comunitario.

"La propuesta tiene como objetivo resolver este problema, evitar que se utilicen las diferencias entre las legislaciones tributarias de los Estados miembros para canalizar los beneficios sin ser gravados de un Estado miembro a otro o a un país tercero", ha resaltado el comisario de Fiscalidad.

En primer lugar, introducirá en la directiva una regla común anti-abuso. Ello permitirá a los Estados miembros, según el Ejecutivo comunitario, ignorar los arreglos artificiales utilizados para eludir impuestos y gravar la sustancia económica real. En segundo lugar, la Comisión plantea endurecer la directiva con el objetivo de que determinados tipos de planificación fiscal ya no sean elegibles para las exenciones fiscales previstas en la norma.

La directiva actual obliga a los Estados miembros a conceder a la matriz de una empresa una exención fiscal sobre los dividendos que recibe de las filiales establecidas en otros Estados miembros. No obstante, en algunos casos los países donde las filiales están establecidas consideran estos pagos como el reembolso de préstamos fiscalmente deducibles. El resultado es, según Bruselas, que los pagos entre la filial y la matriz no se gravan en ninguna parte.

Con la propuesta de este lunes, si un pago efectuado a título de un crédito híbrido es fiscalmente deducible en el Estado miembro de la filial, deberá ser gravado en el país de la matriz. Con esta medida, las multinacionales ya no podrán planificar sus pagos intragrupo para beneficiarse de esta doble no-imposición.

La propuesta de la Comisión debe ser ahora aprobada por unanimidad por los Veintiocho Estados miembros. Semeta ha pedido a los Gobiernos que demuestren su compromiso en la lucha contra el fraude fiscal apoyando esta medida. Bruselas espera que empiece a aplicarse el 31 de diciembre de 2014.

Según los cálculos de Bruselas, cada año se pierde 1 billón de euros en la UE debido al fraude y la evasión fiscal, cifra que equivale a 2.000 euros por ciudadano.