Público
Público

Cae una banda de 28 miembros que llegó a blanquear 100 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido a 28 personas acusadas de integrar un complejo grupo organizado que creó una empresa "tapadera" en Madrid, a través de la cual podrían haber blanqueado hasta 100 millones de euros procedentes de actividades ilícitas.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los arrestados formaban parte de una red de blanqueo de capitales -que ha sido desarticulada- que se dedicaba a enviar dinero procedente de actividades ilícitas a países sudamericanos.

La novedad de esta grupo con respecto a otros desarticulados hasta el momento es que en lugar de utilizar locutorios ya existentes para el envío del dinero habían creado una empresa propia de envío de dinero en el que mezclaban los envíos ilegales con los legales.

Precisamente, el descubrimiento de la empresa "tapadera" se produjo porque la misma "reventó" el negocio en la capital por sus bajos cambios y comisiones, según la Policía.

En total han sido arrestadas 28 personas, se han intervenido 500.000 euros en efectivo en catorce registros y se ha comprobado que se habían llevado a cabo al menos 259.000 envíos de dinero irregulares.

La Jefatura Superior de Policía ha precisado que la investigación comenzó en abril de 2010, cuando la Policía constató "la intensa actividad delictiva" que llevaba a cabo un hombre identificado como Jorge Luis P.P., quien junto a su mujer y otros familiares directos había formado un complejo entramado financiero dedicado al blanqueo de capitales a través de locutorios.

La banda había creado una auténtica empresa gestora de transferencias para colaborar con grupos delincuenciales y hacer llegar el dinero obtenido ilegalmente a los ideólogos o destinatarios finales, asentados en el extranjero, aunque simulaba que se trataba de envíos de dinero por parte de inmigrantes a su país de origen.

La creación intencionada de esta empresa permitía a los ahora arrestados evitar y controlar los sistemas de detección establecidos legalmente, evitando ser descubiertos por la Policía.

Los detenidos realizaban los envíos ilegales desde quince locutorios de Madrid, en los que el dinero era entregado en mano por los miembros de diferentes grupos delictivos, normalmente en billetes de pequeño valor, que utilizaban documentación falsa.

Los agentes comprobaron que la cantidad de dinero obtenido de forma ilegal que este grupo enviaba al extranjero era "totalmente desorbitada", rondando los 100 millones de euros.

Esta suma, unida a los envíos legales que realizaba la banda, provocó que esta empresa "reventara" el negocio de envío de dinero en Madrid y llevara a la quiebra a otras empresas del mismo sector, ya que los cambios y comisiones eran mucho menores debido al volumen de negocio que manejaban.

La operación policial culminó el pasado lunes, cuando más de cien agentes registraron de forma simultánea diez locutorios, la sede social de la empresa y dos domicilios.

La Policía ha intervenido 3.000 fotocopias de pasaportes falsificados o alterados, documentación original de varias personas, listados de remitentes y beneficiarios, máquinas de contar dinero y unos 500.000 euros en efectivo, así como numerosa documentación pendiente de analizar.

También ha localizado cuentas corrientes con un saldo aproximado de unos 250.000 euros y bienes inmuebles por valor de otros 800.000.

La Jefatura Superior de Policía ha destacado que esta operación supone el quebranto de la actividad de varios grupos delictivos.