Público
Público

Caja Madrid aprueba el contrato para unirse con Bancaja y otras cinco cajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejo de administración de Caja Madrid, presidido por Rodrigo Rato, aprobó hoy el contrato de integración de la entidad con Bancaja y cinco cajas de menor tamaño, con el que se creará un grupo financiero con 340.000 millones de euros en activos y que recibirá una ayuda pública de 4.465 millones.

Según informó la entidad madrileña a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en un hecho relevante, el contrato de integración desarrolla las bases para la creación del nuevo grupo, en el que también participan la caja Insular de Canarias, Laietana, la de Ávila, Segovia y La Rioja.

Dicho contrato, que previsiblemente aprobarán los consejos de administración del resto de cajas a lo largo del día, está previsto que se firme mañana por parte de las siete entidades.

Caja Madrid añade que la operación está sujeta a la obtención de las autorizaciones administrativas y al visto bueno por las asambleas generales de cada entidad el próximo 14 de septiembre.

A partir de entonces, el nuevo grupo, diseñado para que dure al menos 15 años, y con el que las siete cajas compartirán solvencia y riesgos, además de aportar todos sus beneficios, recibirá la ayuda de 4.465 millones ya aprobada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El objetivo es que la alianza de las cajas bajo un Sistema Institucional de Protección (SIP) empiece a funcionar en enero de 2011 y obtenga un beneficio neto de 2.000 millones en 2013, una cifra que se conseguiría después de pagar los intereses por la ayuda que recibirán.

Un portavoz de la entidad adelantó hoy que el nuevo grupo financiero no necesitará inyecciones de capital, por ello ni saldrá a Bolsa, ni emitirá cuotas participativas -valores similares a las acciones- ni venderá participaciones empresariales. Al menos, ésa es la idea que tienen en este momento, precisó.

La aprobación del contrato de integración por parte del consejo de Caja Madrid se produjo en el mismo encuentro en el que la entidad aprobó sus cuentas en el primer semestre, cuando ganó 194,73 millones, un 66,2% menos que un año antes tras destinar 845 millones a provisiones.