Público
Público

Calderón y Uribe, optimistas sobre la preparación de la región ante la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presidentes de México y Colombia, Felipe Calderón y Álvaro Uribe, respectivamente, pintaron hoy un cuadro inusualmente positivo sobre la preparación de la región ante la crisis mundial, en contraste con las negras perspectivas que planean en el Foro Económico de Davos (Suiza).

Claramente optimista el primero, más moderado el segundo, ambos alardearon de haber hecho los deberes de las reformas, de cuidar las finanzas y de ser excelentes destinos para las inversiones extranjeras.

También destacaron el hecho del crecimiento medio ininterrumpido de las economías latinoamericanas del 5 por ciento en los últimos seis años.

Los dos únicos mandatarios latinoamericanos presentes en esta exclusiva cita de la elite de la política y la economía no ocultaron, sin embargo, que la crisis financiera y económica global ha tenido impacto en Latinoamérica.

Pidieron inversiones y capital para las instituciones crediticias, en un debate mano a mano con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

"Por supuesto que habrá un impacto fuerte porque disminuirá la demanda de nuestras exportaciones, pero en esta crisis hay algo positivo y es que, a diferencia de otras anteriores, el origen no se encuentra en Latinoamérica, no se trata de la 'crisis tequila' o de la 'crisis tango', ésta se podría llamar... la 'crisis Big Mac'", improvisó el presidente mexicano.

La previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) "para este año es de más de un 1 por ciento, nuestros países han cuidado mucho las finanzas públicas, así que tenemos una excelente oportunidad de superar el shock externo que nos afecta", afirmó Calderón.

Agregó que "por primera vez varios países de la región podemos aplicar medidas anticíclicas y estamos mejor preparados que otras veces".

Uribe rebajó algo el tono respecto a la "minibonanza" de los últimos seis años en el continente, cuando dijo que "ha sido demasiado breve para los 200 millones de pobres de Latinoamérica", aunque, en el caso colombiano, "no se nos puede acusar de no haber hecho reformas".

Pero, destacó, "debemos aplicar una combinación de realismo y decisión. En los últimos años nuestras exportaciones aumentaron mucho y este año esperamos una disminución del 15 por ciento. Esto tendrá un impacto y por eso queremos adelantarnos con medidas como reforzar la seguridad social e inversiones en nuestro país".

"Necesitamos préstamos para nuestro sector privado porque hay muchos proyectos", afirmó, y pidió a la comunidad internacional capital para las instituciones, pues -dijo- "me temo que la crisis económica tendrá un impacto muy peligroso en la seguridad".

Por su parte, Calderón dijo que "hay que recapitalizar las instituciones financieras multilaterales para suplir la falta de crédito para nuestra región".

La necesidad de recapitalización para entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Mundial (BM) también fue expresada por Insulza, quien puso la nota más "realista" en el debate que los tres protagonizaron.

Afirmó que "en Latinoamérica hay muchos países y economías mucho más pequeñas que México y Colombia, y la mayoría van a tener problemas porque viven de las exportaciones a EEUU, de las remesas de emigrantes y del turismo, y las tres cosas van a ir mal".

"Podemos recomendarles políticas anticíclicas, pero la mayoría no tiene recursos para eso; por ello, la solución sólo puede ser multilateral, el BID debe llenar sus arcas, y sería suficiente con sólo una pequeña parte del paquete de rescate de EEUU de 800.000 millones de dólares".

El secretario general de la OEA aseguró que Latinoamérica va a tener que afrontar "tarde o temprano" la reforma de sus sistemas impositivos.

"No cabe duda de que son necesarias políticas públicas muy fuertes para hacer frente a la situación. Pero hay países de la región con impuestos muy bajos. Los políticos prometen cosas a la gente como si vivieran en Escandinavia y no reforman el sistema impositivo", señaló.

Tanto Calderón como Uribe compitieron entre bromas por llevarse las inversiones del selecto público asistente al Foro.

"Vengan a invertir a México, sacarán muchos beneficios", se despidió Calderón, a lo que Uribe replicó: "espero ver a toda esta audiencia por Colombia".