Público
Público

Cameron admite que contratar a Coulson fue un error

Miliband acusa al primer ministro de ignorar los informes y artículos que relacionaban a su exasesor con el escándalo de las escuchas ilegales de News of the World

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Cameron ha comparecido esta mañana ante el Parlamento para explicar los avances en la investigación sobre el escándalo de las escuchas ilegales de News of the World y defender nuevamente su decisión de contratar a Andy Coulson como asesor de comunicación, aunque acabó reconociendo que sabiendo lo que se sabe ahora, fue un error.

'Tengo una manera muy antigua de ver sobre la presunción de inocencia ya que para mi ninguna persona es culpable hasta que se demuestre lo contrario', dijo Cameron. De cualquier manera, el primer ministro aclaró que si hubiera sabido lo que estaba pasando nunca habría contratado a Coulson, que dimitió como director del dominical después de la detención de dos trabajadores en 2007.

'No le habría ofrecido un contrato y espero que el no lo hubiera aceptado', dijo Cameron, que añadió: 'Vives y aprendes al día y créanme que he aprendido'.

La explicacion no conveció al líder de los laboristas, Ed Miliband, que se preguntó cómo el primer ministro no tuvo en cuenta todas las señales que apuntaban a una posible relación de Coulson con los pinchazos.

En concreto, Miliband se refirió a un artículo publicado en septiembre del año pasado por The New York Times: 'Quiero agradecer la comparecencia del primer ministro pero su explicación [sobre la contratación de Coulson] no es lo suficientemente buena. No se trata de si Coulson le mintió o no. Se trata de que el primer ministro ignoró toda la información y todos los avisos que le estaban llegando'.  

'El primer ministro ignoró toda la información y todos los avisos que le estaban llegando', dijo Miliband  Miliband continuó diciendo que el Gobierno silenció los problemas que pudiera conllevar la contratación de Coulson y que todo se resume 'en un claro conflicto de lealtad' de Cameron hacia su exasesor.

Esta mañana, el diputado laborista Chris Bryant aseguró que Buckingham Palace había expresado su preocupación a Cameron por la contratación de Coulson ya que durante su dirección del periódico fueron intervenidos los buzones de voz de los príncipes William y Harry. Para los conservadores, esta afirmación es 'basura'. 

El primer ministro negó además taxativamente que Neil Wallis, exsubdirector del dominical, tuviera algún tipo de relación con el partido Conservador. Cameron se encontraba de gira por África pero tuvo que adelantar su vuelta tras conocerse que Wallis había estado trabajando como consejero de Coulson durante la campaña de los conservadores a las elecciones de 2010.

La información fue revelada ayer por el programa Panorama de la BBC y pone en serios aprietos al Gobierno ya que el periodista fue detenido la semana pasada.

El conservador negó haber estado al tanto de que Wallis hubiera colaborado de alguna manera con la campaña que le llevó a Downing Street y dijo que 'ni trabajó ni cobró dinero alguno' de su partido. Wallis trabajó de manera informal con Coulson, que dimitió en enero, pero Cameron negó saber nada de ello.

Wallis, además, estuvo contratado como asesor de imagen por Scotland Yard, algo que levanta todo tipo de sospechas conociéndose que la Policía Metropolitana de Londres no fue capaz de llegar hasta el fondo sobre el escándalo de las escuchas y que algunos agentes aceptaron sobornos de News of the World a cambio de información.

Otro de los temas del debate en Westminster versó sobre las reuniones de Cameron con varios directivos y exdirectores de News of the World en los últimos meses y la manera en que este tipo de relación pudiera haber influido en la posición del Gobierno sobre la OPA de News Corporation sobre BskyB, el mayor emisor de televisión del Reino Unido.

Cameron no desveló qué habló con los dirigentes de News International durante sus reunionesEl primer ministro negó que su relación con personas como Coulson o Rebekah Brooks influyera en ninguna decisión del Gobierno pero tampoco aceptó desvelar el contenido de sus conversaciones con estas personas.

El líder de los conservadores, insistió en que 'no sólo no participé en la decisión sino que además me pidieron que me mantuviera al margen'. El núcleo más potente del escándalo de las escuchas surgió justo cuando estaba a punto de aprobarse la OPA, que finalmente fue retirada

La declaración de Cameron se produce un día después de la comparecencia del magnate Rupert Murdoch ante la comisión que investiga el caso.