Público
Público

Cancelada una protesta el próximo domingo en la frontera entre Líbano e Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La manifestación palestina planeada para el próximo domingo en el Líbano cerca de la frontera con Israel para conmemorar la "naksa", la derrota árabe en la guerra de 1967, ha sido cancelada, informaron a Efe fuentes militares.

Las fuentes indicaron que los palestinos informaron al Ejército libanés de esa decisión y que optaron por manifestarse en el interior de los campos de refugiados del país.

Medios de comunicación libaneses revelaron hoy que el Ejército reforzó las medidas de seguridad cerca de la frontera con Israel y que está decidido a impedir cualquier acción que ponga en peligro a los manifestantes después de los sucesos del pasado 15 de mayo cuando se conmemoró el 63 aniversario de la "nakba" (catástrofe).

Esa fecha diez personas fallecieron y 112 resultaron heridas en la frontera entre ambos países por los disparos del Ejército israelí contra manifestantes pacíficos que se acercaron al lugar para recordar el exilio palestino por la creación del Estado de Israel.

Ayer, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó que había dado a las fuerzas de seguridad "instrucciones claras" de "actuar con comedimiento, pero con la firmeza necesaria" ante una eventual llegada masiva de manifestantes a sus fronteras el domingo.

Los refugiados palestinos habían pedido a la Fuerza Interina de la ONU desplegada en el Líbano (FINUL) que los protegiera el domingo.

Una fuente de la FINUL dijo a Efe que ese asunto no les incumbe a ellos, sino al Ejército libanés que es el encargado de velar por la seguridad, ya que la labor del contingente internacional se limita, entre otras cosas, a apoyar a los soldados libaneses cuando las Fuerzas Armadas lo solicitan.

El coordinador de la ONU en el Líbano, Michael Williams, ha intensificado estos días sus contactos con responsables libaneses para impedir la repetición de la matanza del pasado 15 de mayo.

La "naksa" recuerda la derrota árabe que resultó de la guerra relámpago lanzada por Israel el 6 de junio de 1967, que dio como resultado la ocupación de Cisjordania, Gaza, el Este de Jerusalén, los Altos del Golán y la península del Sinaí.