Público
Público

El cáncer de próstata sin tratar no es una sentencia de muerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Aun sin tratamiento, unaminoría de los pacientes en las primeras etapas de un cáncer depróstata morirían por la enfermedad, informó un equipo enSuecia.

Según un registro nacional de tumores, los investigadoresestimaron que, luego de 10 años, el cáncer de próstata causa lamuerte de menos del 3 por ciento de los pacientes.

"Los datos muestran que la mayoría de los hombres con tumoresde bajo riesgo no tienen que asustarse", dijo Grace Lu-Yao,investigadora especializada en oncología que no participó en elestudio. "El cáncer de próstata ya no es una enfermedad mortal",aseguró.

Con los test diagnósticos modernos, dijo Lu-Yao, de laUniversity of Medicine and Dentistry of New Jersey, en NewBrunswick, muchos cánceres de próstata identificados nunca sevolverían una enfermedad grave.

En esos casos, una leve reducción del riesgo mediante laextirpación quirúrgica de la próstata o un tratamiento conradioterapia no superaría los efectos adversos de esas terapias.

En el estudio sueco, publicado en Journal of the NationalCancer Institute, los autores evaluaron la mortalidad de más de6.800 hombres con cáncer de próstata tratados con cirugía,radioterapia o simplemente bajo control médico regular, lallamada espera vigilada.

Ese enfoque recomienda que el tratamiento comience sólo si elcáncer avanza.

Los hombres, de menos de 70 años, tenían tumores de riesgobajo o moderado de acuerdo a varios factores, como los niveles ensangre del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas eninglés) o la escala de Gleason, una medida de las célulasanormales en la próstata.

A los ocho años, el 20 por ciento del grupo bajo esperavigilada había fallecido, casi el doble que en el grupo bajotratamiento.

De todos modos, la mortalidad no fue distinta a la esperadapara la población general: menos del 3 por ciento había fallecidopor el cáncer de próstata y se comprobó que los que no habíanrecibido tratamiento estaban más enfermos de lo que se creía.

El equipo estimó que, en 10 años, el 2,4 por ciento de loshombres con tumores de bajo riesgo sin tratamiento moriría por laenfermedad.

Si bien ese porcentaje es tres veces más alto que en loshombres tratados con cirugía o radioterapia, se desconoce quéproporción de esa diferencia se debió a un peor estado de saludgeneral en el grupo sin tratar.

Los resultados suecos coinciden con otros estudios, incluidouno grande realizado en Estados Unidos.

Dado el bajo riesgo de mortalidad, el equipo dijo que laespera vigilada "sería adecuada" para muchos hombres con tumoresprostáticos de bajo riesgo.

En lugar de tener miedo, Lu-Yao dijo que los hombres a losque se les diagnostica ese tipo de cáncer deberían considerarlo"una llamada de atención, una oportunidad para mejorar la salud",por ejemplo, haciendo más ejercicio y llevando una alimentaciónmás saludable.

Eso, agregó, aumentaría sus probabilidades de vivir por mástiempo.

FUENTE: Journal of the National Cancer Institute, online 18de junio del 2010.