Público
Público

Cancilleres avanzan con la resolución final y la "cláusula democrática"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cancilleres iberoamericanos consensuaron hoy la resolución final de la XX Cumbre y una "cláusula democrática" contra intentonas golpistas horas antes de la inauguración de la cita presidencial.

Las significativas ausencias del jefe del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y los jefes de Estado de Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y Cuba, Raúl Castro, junto al hondureño Porfirio Lobo, que no ha sido invitado, han restado peso a esta XX Cumbre Iberoamericana.

La mayoría de los presidentes que sí acudirán a la cita de Mar del Plata ha llegado ya a esta ciudad costera argentina, donde en las próximas horas la anfitriona, Cristina Fernández, inaugurará la Cumbre con una cena de gala.

Los mandatarios refrendarán mañana la llamada "Declaración de Mar del Plata", un documento de 57 puntos centrado en las necesidades de promoción educativa en una región que cuenta con 15 millones de niños no escolarizados y un 8,7% de analfabetos.

Además, su primer punto condena explícitamente el "intento de golpe de Estado perpetrado el 30 de septiembre en Ecuador", en referencia a la sublevación policial de ese día, y "hechos e intentos similares de subvertir el Estado de derecho y el orden legítimamente constituido".

Paralelamente, los ministros aprobaron una "cláusula democrática" que establece mecanismos políticos de respuesta ante situaciones que amenacen el orden constitucional y el Estado de Derecho en los países miembros.

El grado de consenso fue tal que, según fuentes diplomáticas consultadas por Efe, la reunión concluyó entre aplausos y con la aprobación de otras once resoluciones particulares sobre temas como la soberanía de Malvinas o el embargo estadounidense impuesto a Cuba.

Además, la jornada permitió a algunos de los jefes de Estado que se encuentran en Mar del Plata desplegar una intensa actividad diplomática.

Es el caso del Rey Juan Carlos I de España que, acompañado de la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, almorzó con el presidente de México, Felipe Calderón, se reunió con una representación de la comunidad española en Mar del Plata, y tiene previstas entrevistas con los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y Argentina, Cristina Fernández.

La ministra española aprovechó para entrevistarse, por separado, con los cancilleres de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, y Paraguay, Héctor Lacognata.

La delegación costarricense, encabezada por la presidenta Laura Chinchilla, ha sido una de las más activas para tratar de defender su punto de vista en la disputa territorial que mantiene con Nicaragua sobre la Isla Calero.

La presidenta, que sólo hoy ha concedido cerca de una veintena de entrevistas, pretende involucrar a varios de sus vecinos latinoamericanos y a España y Portugal, socios de la comunidad iberoamericana, en la mediación para resolver el conflicto.

En declaraciones a Efe, Chinchilla reconoció que su país "ha iniciado gestiones ante el Consejo de Seguridad", al tiempo que intenta en este foro regional conseguir la mediación de varios países americanos, que no citó, más de España y de Portugal.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, manifestó en Mar del Plata su esperanza en que durante la cita iberoamericana se produzca "un avance informal" hacia la resolución del conflicto.

También los cancilleres de Colombia y Venezuela, María Ángela Holguín y Nicolás Maduro, respectivamente, se reunieron en el marco de la Cumbre para abordar temas de interés bilateral tras la reanudación de las relaciones diplomáticas el 10 de agosto.

Paralelamente, los cancilleres de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) trataron de acercar posiciones sobre la elección de un nuevo secretario general tras la muerte, el pasado 27 de octubre, del ex presidente argentino Néstor Kirchner.

Hasta ahora, los dos candidatos con mayores posibilidades son la ex canciller colombia María Emma Mejía y el venezolano Alí Rodríguez actual ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, aunque no hay unanimidad entre los estados miembros.

Además, Mar del Plata sirvió de escenario para la presentación de un informe de la OCDE que instó a América Latina velar por su clase media, pilar del crecimiento económico de la región en tiempos de crisis.

El informe, titulado "Perspectivas económicas de América Latina 2011. ¿En qué medida es clase media América Latina?", pronosticó un crecimiento del 4 por ciento para los países de la región, casi el doble que la media de expansión de los miembros de la OCDE.