Público
Público

Las capillas se quedan en la Complutense

El rector José Carrillo asegura que el encuentro que ha mantenido con el Arzobispado de Madrid era sólo ha tratado traslado del oratorio de Geografía e Historia "dentro de la misma facultad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha asegurado este miércoles que 'no ha mandado cerrar las capillas' del centro educativo y ha indicado que la reunión, que se ha celebrado en el Rectorado de su Universidad con el Arzobispado de Madrid, estaba destinada a tratar 'un asunto muy puntual' en referencia a la petición que el decano de Geografía e Historia, Luis Enrique Otero, ha hecho para que se traslade 'dentro de la misma facultad' una capilla.

A su entrada al rectorado, Carrillo, que no ha asistido a esta reunión, ha respaldado la petición del traslado de la capilla a la Facultad de Geografía al considerar que se produce por 'razones académicas y razonables' en referencia a la falta de espacio para el estudio que señaló Otero. 'Lo único que hay es un decano que ha pedido que se mueva la capilla de sitio'.

Además, ha precisado que el acuerdo ratificado por ambas instituciones en 1993 debe revisarse cada diez años. 'Así que toca este año, pero en otro momento', ha recalcado Carrillo, que ha incidido en que 'ahora no se está revisando el convenio'.

Carrillo asegura que 'ahora no se está revisando el convenio'

 Para seguir trantando el tema del traslado han acordado volver a reunirse en un plazo de 15 días. Y ha manifestadoque el 'revuelo' organizado en torno al tema de las capillas ha sido 'absolutamente injustificado' porque, en su centro 'no se ha mandado cerrar'.

Al respecto, Luis Alegre, Profesor de filosofía de esta universidad y opuesto a permanencia de las capillas, explica a Público que el problema es que la facultad 'es un espacio público y es un escándalo que lo ocupen organizaciones privadas, tanto los bancos como la Iglesia'. Además, se muestra convencido de que algo 'tan antijurídico como un concordato no trae ningún tipo de beneficio'. Ese sería el problema, por encima de la 'tradición oscurantistas y opuesta al progreso de la Ciencia que siempre ha caracterizado a la Iglesia'.