Publicado: 09.12.2013 16:20 |Actualizado: 09.12.2013 16:20

Carceller se mueve para tomar el control de Pescanova

La cervecera Damm y el fondo luxemburgués Luxempart presentan una oferta conjunta para intentar salvar de la liquidación a la firma gallega. Esta aspira a captar entre 250 y 300 millones de euros, procedente de nuevos inversores o

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cervecera Damm, propiedad de la familia Carceller, junto con  Luxempart, accionistas de referencia de Pescanova, y los fondos de inversión de KKR y Ergon Capital Partners han presentado una oferta conjunta para intentar salvar de la liquidación a la firma gallega, que ha recibido además otras ofertas procedentes de otros inversores interesados, entre ellos fondos de inversión, según han informado este lunes fuentes conocedoras de la situación de la firma gallega.

En concreto, la firma gallega aspira a captar entre 250 y 300 millones de euros de capital, procedente de nuevos inversores o de los actuales accionistas, entre ellos Damm que controla el 6,2% del capital y Luxempart, con el 5,8%. A estos porcentajes hay que sumar un 1,6% en manos de Disa, petrolera propiedad de la familia Carceller.

La oferta de Demetrio Carceller, que competirá con otras de otros fondos de inversión, propone una quita a partir del 80% del pasivo de Pescanova, que asciende a 3.600 millones de euros, lo que supone condonar unos 2.900 millones de euros.

Las mismas fuentes reconocen que la quita que proponen supone un gran esfuerzo para la banca, que no obstante podrá verse compensada de "otras maneras", ya que esta oferta es a largo plazo y será un proyecto que hará que Pescanova vuelva a ser "referente del sector y de la economía gallego 

La presentación de dichas ofertas, cuyo plazo expira esta tarde, se enmarca dentro del convenio de acreedores, cuyas negociaciones se están intensificando para que esté listo antes de final de año, con una fórmula mixta que contempla una quita de deuda, que podría oscilar entre el 70% y el 75%, lo que supone condonar pasivo por entre 2.500 y 2.700 millones de euros, y la recapitalización de la compañía, con la entrada de nuevos inversores.

Se barajan otros interesados en formar parte del accionariado a través de ampliación de capital

Además de la oferta conjunta de Damm y Luxempart, se barajan otros nombres interesados en formar parte del accionariado de la gallega a través de una ampliación de capital, que se realizará tras una 'operación acordeón', como los fondos Centerbridge, KKR, York Capital o Angelo Gordon.

La propuesta de convenio de la compañía, cuya deuda se eleva a unos 3.600 millones de euros, supedita la viabilidad de Pescanova a una entrada de capital de entre 250 y 300 millones de euros, por encima de los 185 millones de euros que contemplaba el plan de viabilidad elaborado por la consultora PwC.

Dicho plan de negocio estimaba unas ventas para la pesquera de 1.624 millones de euros en cuatro años, con un crecimiento medio anual del 7%, y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 202 millones, con un alza media anual del 19%.

"Estas necesidades requerirán de menores inyecciones de liquidez en función de la capacidad de generar Ebitda a lo largo del primer año del plan", señala el plan de negocio, en el que se fijaba como primer año del mismo los primeros doce meses a partir de la inyección de capital circulante que se considera necesaria.

Pescanova ha logrado plusvalías de 17,9 millones de euros tras vender el 50%

Por otro lado, dentro de la desinversión de activos, Pescanova ha logrado plusvalías de 17,9 millones de euros tras vender el 50% que ostentaba en su filial australiana Austral Fisheries al grupo empresarial japonés Maruha Nichiro Holdings por 29,5 millones de euros.

De esta forma, Pescanova sale de Austral Fisheries, sociedad que compartía al 50% con Kailis Fisheries Holdings y que se dedica a la captura, importación y distribución de productos marinos (crustáceos y pescados) dentro y fuera de Australia.

En concreto, el precio de la transacción corresponde a la venta de las acciones titularidad de Pescanova (39% del capital social de Austral Fisheries) y a la venta de las acciones titularidad de Antartic Polar, filial australiana de Pescanova (11% del capital social de Austral Fisheries). Fuentes conocedoras de la situación de la compañía han afirmado que esta operación significa una "buena oportunidad" para que la firma siga avanzado en su futuro.

Dicha transacción se enmarca en la planificación realizada en el proceso concursal y es consistente con el objetivo fundamental de la compañía de elaboración de una propuesta de convenio de acreedores.