Público
Público

La Casa Blanca pide a Saleh que abandone el poder en Yemen

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha condenado el uso de la violencia en Yemen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Blanca ha exigido al presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, que firme el acuerdo del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y abandone el poder.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha ofrecido unas declaraciones en las que ha reivindicado la propuesta por la que el CCG conseguiría que el presidente delegue su poder en el vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, y se celebren elecciones dos meses después. Pese a que en agosto Saleh se mostró favorable al compromiso, su firma sigue sin materializarse.

El portavoz también ha condenado el uso de la violencia en Yemen y ha lanzado un llamamiento a Saleh para que permita que el país árabe 'pase página' sin él como presidente. Su denuncia coincide con el regreso de Saleh al país, después de que el pasado 3 de junio huyera a Arabia Saudí tras sufrir una ofensiva en su palacio presidencial. 

'A la luz de la actual inestabilidad en Yemen, instamos al presidente Saleh a comenzar una completa transferencia del poder y a organizar elecciones presidenciales antes de final de año, dentro del marco de la iniciativa del CCG', ha declarado Carney, quien ha considerado que 'la solución política es la mejor manera de evitar un derramamiento de sangre'.

Aunque el portavoz de la Casa Blanca ha indicado que EEUU llama a todas las partes a evitar la escalada de las hostilidades, ha añadido que mantienen su apoyo 'a las aspiraciones del pueblo yemení para una transición pacífica y ordenada que responda a sus deseos de paz, prosperidad y seguridad'.

El regreso de Saleh ha intensificado el aumento de violencia que está padeciendo el país, donde se calcula que han muerto más de cien personas desde el pasado domingo. Hoy, a su llegada a Saná, ha instado a las fuerzas políticas y militares a frenar el derramamiento de sangre, según la agencia de noticias Saba, que ha difundido un comunicado del presidente.

Desde el pasado 27 de enero, las protestas masivas populares exigen la destitución de Saleh.