Público
Público

Casa Decor celebra el Año Cerdà decorando una casa modernista del Eixample

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayor exposición de interiorismo y decoración que se celebra en España, Casa Decor, celebra su decimoquinto aniversario decorando una casa modernista del Eixample barcelonés diseñado por Ildefons Cerdà, que este año celebra los 150 años de su planificación.

Casa Decor celebra su 15 aniversario con la "ocupación" por parte de 80 decoradores de la Casa Llorens del Eixample barcelonés, una casa modernista de principios del siglo XX situada en la confluencia de la calle Còrsega y Enric Granados, que podrá visitarse hasta el 13 de diciembre.

La elección de una casa modernista coincide con la celebración de los 150 años de la planificación, por parte del urbanista Ildefons Cerdà, del ensanche barcelonés, donde se construyeron numerosos edificios de estilo modernista.

Tras decorar "lugares inimaginables" como un silo, naves industriales o conventos, Casa Decor vuelve en esta edición a "una casa de verdad, donde aportamos soluciones para espacios pequeños con 'trampas' a base de espejos y eliminación de puertas para dar sensación de amplitud y continuidad de espacios", ha explicado a Efe Francis Llopis, miembro de la organización.

En más de 3.000 metros cuadrados se reparten 40 espacios en los que el visitante puede "conversar en vivo" con alguno de los 80 profesionales que colaboran en la exposición, como Manuel Torres, que en 16 metros cuadrados ha diseñado un salón altamente tecnológico para disfrutar de todas las prestaciones de los recursos audiovisuales y dirigido íntegramente por un avanzado sistema de domótica.

Los decoradores han podido optar por conservar los frescos, vidrios y escayolas modernistas u ocultarlos con vinilo o microcemento, nuevos materiales fáciles de limpiar, resistentes al agua y que permiten evitar el polvo de las obras y mantener intacto el revestimiento original de la pared.

Entre los alicientes de la exposición se encuentra la posibilidad de contemplar las diferentes opciones que para espacios similares ofrecen decoradores consagrados y noveles premiados como Josep Muñoz Pérez o Toni Molins y Bernat Marcillas, que se han encargado del restaurante de la planta calle.