Publicado: 07.05.2014 11:40 |Actualizado: 07.05.2014 11:40

CCOO alerta de un aumento "alarmante" de las desigualdades en Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las desigualdades sociales en Catalunya se están disparando debido al "escaso" gasto en protección social de la Generalitat, que está muy por debajo de la media de España y de la Unión Europea (UE), y que se ha ido reduciendo desde el inicio de la crisis, pese al aumento de las necesidades. Así lo ha revelado este miércoles en rueda de prensa el secretario general de CCOO de Catalunya, Joan Carles Gallego, a la luz de un informe sobre la evolución de las desigualdades en la comunidad catalana elaborado por el sindicato con los datos oficiales "más actualizados" que se disponen.

Catalunya contaba en los años previos a la crisis con unos niveles de desigualdad inferiores a los de la media europea, con un índice Gini del 0,29 frente al 0,30 de la UE ─los niveles de este indicador que mide las diferencias entre ricos y pobres van del 0 al 1─: "En 2010 esta tendencia empezó a invertirse y ya es uno de los territorios más castigados, con un índice del 0,31".

Además, las diferencias entre las rentas altas y las bajas se han "disparado alarmantemente" desde el inicio de la crisis, hasta el punto de que la renta del 20% de las familias con más ingresos es 5,9% veces superior a la renta del 20% con menos ingresos. Las diferencias entre clases sociales también se evidencian en el sistema educativo catalán, que "no garantiza la igualdad de oportunidades", teniendo en cuenta que los niños que viven bajo el umbral de la pobreza tienen el doble de fracaso escolar y bajos resultados académicos.

El informe pone de manifiesto que los beneficiarios de pensiones no contributivas se han reducido de forma sostenida desde el inicio de la crisis en Catalunya ─han pasado de 58.679 en 2007 a 55.659 en 2013─ y que sólo el 33% de los parados recibe algún tipo de prestación.

Gallego ha recordado que el paro de larga duración se está "cronificando", teniendo en cuenta que el 22% de los desempleados lleva más de tres años sin trabajo y el 35% más de dos; además, las personas que viven en hogares con todos los todos los miembros en paro se han multiplicado por seis entre 2007 y 2013.

Las elevadas tasas de paro se mezclan con el hecho de que ser trabajador ya no garantiza la salida de la pobreza, debido a los bajos sueldos y el elevado coste de la vida: "Con estos factores es urgente que Catalunya se ponga las pilas para evitar que miles de personas se queden atrás". Gallego ha abogado por la implantación de una renta garantizada de ciudadanía (RGC) para que todos los catalanes tengan unos ingresos mínimos de 664 euros mensuales.

También ha lamentado que los niveles de presión fiscal en Catalunya estén siete puntos por debajo de la media de la UE y que desde el inicio de la crisis se hayan reducido 5,4 puntos, algo que ha "limitado la capacidad para implementar políticas contra las desigualdades sociales". Según ha dicho, la fuerte caída de ingresos fiscales se produce como "consecuencia de una mayor dependencia de los sectores más desfavorecidos y por las rebajas fiscales" introducidas por el Govern.