Público
Público

La CE se alegra de que Obama pase la página de Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea manifestó hoy su satisfacción por que una de las primeras decisiones del presidente de EEUU, Barack Obama, ha sido la de pasar página del centro de detención de Guantánamo.

Obama, pocas horas después de asumir el cargo, pidió suspender durante cuatro meses los juicios a las personas retenidas en la prisión de la base militar de Guantánamo (Cuba).

"Me alegro profundamente de que una de las primeras decisiones del presidente Obama haya sido pasar página de este triste episodio", señaló el comisario europeo de Justicia, Seguridad y Libertades, Jacques Barrot, en una declaración.

Barrot consideró "un símbolo muy importante" la decisión de Obama, quien se ha comprometido a cerrar la prisión de Guantánamo, cuya existencia ha sido ampliamente criticada por organizaciones defensoras de los derechos humanos y por otros países.

El comisario señaló que a partir de ahora podrá "hacerse la luz" sobre los internos en ese centro, "que deben ser objeto de procesos jurídicos justos para saber finalmente la verdad sobre sus acciones".

Barrot reconoció que la lucha contra el terrorismo debe continuar siendo una prioridad para Estados Unidos y Europa, que tienen que actuar unidos, "pero siempre en el respecto absoluto de los derechos humanos".

El responsable europeo recordó que próximamente viajará a EEUU para establecer los primeros contactos con la nueva Administración Obama, y que la cuestión de Guantánamo será uno de los asuntos que discutirá.

El viaje a Washington de Barrot y de Ivan Langer, ministro del Interior de la República Checa -país que ejerce la presidencia de turno de la UE- está previsto de forma provisional para mediados de marzo.

Los países de la UE estudian la posibilidad de ayudar a Estados Unidos a cerrar el centro de detención de Guantánamo recibiendo a algunos de los prisioneros que se encuentran allí.

Los ministros de Exteriores comunitarios ya tienen el asunto en su agenda del Consejo que celebrarán el próximo lunes en Bruselas, aunque varios países han avanzado que sólo recibirían a prisioneros de su nacionalidad o que tengan algún tipo de vinculación con ellos.