Público
Público

Cebrián: "No es necesario un plan B para la fusión con Liberty"

El consejero delegado de Prisa reconoce "errores" en la marcha a la Cope de Paco González y su equipo de Carrusel deportivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La operación de fusión entre el fondo de inversión Liberty y el grupo de comunicación Prisa será aprobada previsiblemente por las autoridades estadounidenses en torno a la primera semana de octubre, según indicó este lunes el consejero delegado de la empresa española, Juan Luis Cebrián, que aseguró que no cree que exista “el más mínimo riesgo” sobre el desarrollo de la aprobación.

En principio la operación supondrá para Prisa una inyección de unos 689 millones de euros que servirán para aliviar su abultada deuda, aunque dejará a la familia Polanco, el accionista de control del grupo, con poco más de un 30% de la compañía frente al 70% que ostenta en la actualidad.

Después de que en el pasado mes de mayo se tuvieran que modificar las condiciones del acuerdo, Cebrián aseguró en el Foro de la Nueva Comunicación que “ahora hay un 99,9% de probabilidades de que la operación se apruebe” y dejó claro que, a su juicio, “no es necesario un plan B”. “No creemos que haya el más mínimo riesgo sobre la conclusión de la operación”, dijo el responsable de Prisa, que se atrevió también a afirmar que, pese a la entrada de los nuevos accionistas, no va a haber “ningún cambio de orientación” en el grupo de comunicación.

Por otro lado, Cebrián reconoció que es obvio que Prisa cometió “errores” en relación con la marcha a la cadena Cope del ex equipo de Carrusel Deportivo, de la Cadena Ser, encabezado por Paco González, y estimó que el fichaje de estos profesionales por parte de la radio controlada por los obispos forma parte de un reto que no afecta sólo al deporte, sino que forma parte de un “desafío más amplio”.

En cualquier caso, quiso quitar importancia al asunto explicando que, pese a la polémica creada, Prisa tiene un comportamiento “mucho más global”. “Para nosotros la Ser es importante, pero Radio Caracol, en Colombia, y Radio Interamericana, que tiene las mismas cotas de audiencia en Chile que la Ser en España, también”, indicó.

Por otra parte, en relación con la incidencia de la adquisición de Cuatro por parte de Telecinco en la plantilla de la hasta ahora cadena en abierto de Prisa, Cebrián señaló que se están negociando con los servicios técnicos de la Comisión Nacional de Competencia las condiciones de la operación.

Tras mostrar su optimismo ante la posibilidad de que haya una resolución favorable “relativamente temprana, en las próximas semanas”, dejó claro que en la fusión no se han abordado temas laborales. “Como es una fusión entre empresas, la plantilla va con Cuatro --explicó. No se ha contemplado ningún plan de reducción ni de reacomodación del personal; simplemente transmitimos la empresa con su plantilla”, formada por entre 300 y 400 personas.

La 'princesa del pueblo'

También tuvo palabras para el fenómeno de Belén Esteban, la llamada princesa del pueblo de Telecinco que, en caso de presentarse a las elecciones, conseguiría cinco escaños según un sondeo realizado por Sigma Dos. Preguntado por esta cuestión, Cebrián expresión su respeto por la diva de Telecinco y consideró que forma parte de las “extravagancias de la política representativa” que ocurren también en otros lugares, como pasó en Italia con Cicciolina, aunque acto seguido se apresuró a descartar comparación alguna entre ambas, ya que “tienen profesiones diferentes”.

En cualquier caso, el consejero delegado de Prisa agregó que “no hay nada de lo que escandalizarse”, ya que, “probablemente hay gente de peor calidad intelectual o personal que Belén Esteban en el Parlamento, lo que pasa es que salen menos en las televisiones”.

Pagar por las TV públicas

Cebrián también abordó la problemática acerca de la financiación de las televisiones públicas. En este sentido, abogó por un sistema de cuotas, como ocurre en el Reino Unido. “Si los ciudadanos de este país quieren tener televisión pública, y si los catalanes quieren tener televisión que hable catalán y los vascos televisión que hable vasco, deben pagarla”, añadió Cebrián. Sin embargo, entiende que “eso es algo que no va a hacer este Gobierno, ni ningún otro gobierno, y mucho menos con las autonómicas porque, fruto de la estructura electoral, los gobiernos centrales necesitan el apoyo de los partidos nacionalistas que ven en las autonómicas un elemento fundamental para sus manejos electorales”.

Por último, en relación con los anuncios de contactos en la prensa de papel, Cebrián consideró que el debate no debería centrarse en los anuncios, sino en si la prostitución debe estar legalizada. Tras hablar de “cinismo” en este debate, el responsable del grupo editor de El País, uno de los rotativos que mayores ingresos obtiene de este tipo de anuncios, afirmó que se trata de una “discusión falsa”.

“Lo que hay que discutir es si debe prohibirse o no la prostitución y si debe regularse o no y con qué características, y a partir de ahí entrar en los problemas de la publicidad”, concluyó.