Público
Público

Chelsea Manning muestra su primera imagen como mujer

Tras su salida de la cárcel militar masculina donde  cumplía una condena de 35 años, una de las mayores filtradoras de información de todos los tiempos ha podido mostrar al fin su nuevo aspecto

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:

Chelsea Manning, con su nuevo aspecto como mujer. A la derecha, en una foto uniformado antes de empezar su tratamiento hormonal.

Chelsea Manning fue condenada a 35 años de cárcel en 2013 por filtrar documentos secretos del Gobierno de EEUU a Wikileaks. Al día siguiente de conocer su condena, Manning (entonces de nombre Bradley) comunicó al mundo su intención de cambiar de sexo.

"Soy Chelsea Manning. Soy una mujer. Así es como me siento y me he sentido desde la infancia, quiero comenzar una terapia de hormonas lo antes posible. Espero que me apoyen en esta transición", comunicó entonces la analista de Inteligencia.

No era una decisión improvisada: Manning había advertido años antes a su familia e incluso a sus superiores en el Ejército de que "había tenido signos de ello durante mucho tiempo" y era algo que la "obsesionaba" cada vez más. 

En prisión Manning se convirtió en una activista LGTB. Fue el primer soldado que consiguió un tratamiento hormonal en un penal militar, ayudó a derribar la ley que prohibía a las personas transgénero servir en el Ejército e hizo una huelga de hambre para conseguir una operación de cambio de sexo, que le concedieron tras nueve días. A pesar de la importancia de cada uno de esos pequeños pasos, no la ayudaron a reconciliarse consigo misma. Intentó suicidarse en dos ocasiones.

Libertad

El ex presidente de EEUU Barack Obama decidió conmutar la pena de Chelsea Manning en enero, dos días antes de abandonar la Casa Blanca. El demócrata se basó en la "desproporción" de su condena comparada con la de otros filtradores de información: la de Manning fue la mayor pena jamás impuesta en el país por filtrar secretos del Gobierno.

Finalmente este jueves, un día después de salir de la prisión masculina de máxima seguridad en la que ha pasado los últimos cuatro años (tras ser arrestada en 2010), Manning ha podido mostrar su nueva imagen al mundo. 

"A medida que reconstruyo mi vida, me recuerdo a mi misma no revivir el pasado. El pasado siempre me afectará y lo mantendré en mente mientras recuerde cómo influyó es solo mi punto de partida, no mi destino final", confesaba Manning momentos antes de abandonar la prisión.