Público
Público

China comete el 72% de las ejecuciones en el mundo

En 2008, Pekín aplicó la pena de muerte a 1.718 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China acaparó en 2008 casi tres cuartas partes de las ejecuciones que se llevaron a cabo en el mundo, según un informe que difunde hoy Amnistía Internacional (AI).

De las 2.390 personas que fueron ejecutadas en el mundo en 2008, por lo menos 1.718 lo fueron en China, que llevó a cabo más ejecuciones que todos los demás países juntos.

'Son estimaciones mínimas: las cifras reales son indudablemente más altas', señala el informe. 'Pero la constante negativa de las autoridades a hacer pública la información sobre la pena capital hace que en China la pena de muerte esté envuelta en el secreto'.

China condenó además a 7.003 personas a la pena capital, un 79% de las 8.864 personas que fueron condenadas a muerte en 52 países, añade el informe Condenas a muerte y ejecuciones en 2008, una revisión anual que hace la organización sobre el estado de la pena de muerte en el mundo.

Por regiones, Asia es la zona donde más ejecuciones se realizaron en 11 países, que mataron a 1.838 personas seguida de Oriente Medio y el norte de África, con 508 ejecuciones. En América, Estados Unidos es, con el diminuto San Cristóbal y Nieves, el único país que aplica la pena de muerte en 2008 ejecutó a 38 personas, mientras que Europa sería una zona libre de pena de muerte si no fuera por Bielorrusia, el único Estado europeo que aún la mantiene vigente.

En África Subsahariana, aunque se condenó a muerte a 362 personas, sólo se produjeron dos ejecuciones. La mala noticia es que la pena capital fue reintroducida en Liberia.

El documento destaca que en Afganistán, Arabia Saudí, Irán, Irak, Nigeria, Sudán y Yemen se impusieron condenas de muerte por juicios injustos.

Irán, además, ejecutó a ocho personas que eran menores de 18 años cuando cometieron su delito, 'una violación flagrante del derecho internacional', subraya AI.

El riesgo a ejecutar a inocentes persiste, como demuestran los casos de cuatro condenados a muerte que fueron excarcelados en EEUU tras demostrarse su inocencia.

En general, gran parte del mundo está avanzando hacia la abolición de la pena de muerte. Lo demuestran el dato de que el 92% de las ejecuciones en el mundo se concentró en cinco países (China, EEUU, Arabia Saudí, Irán y Pakistán), y el hecho de que sólo en 25 de los 59 países que mantienen la pena de muerte se registraran realmente ejecuciones en 2008. Pero centenares de personas siguen siendo condenadas.