Público
Público

China se considera amiga de Siria, aunque no acuda a la conferencia de Túnez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

China es "amiga de Siria" y quiere tener "un papel relevante" en la solución pacífica del conflicto que sufre el país, dijo hoy portavoz gubernamental sobre la ausencia de Pekín en la reunión de "Amigos de Siria" que se celebra hoy en Túnez.

"China es amiga de Siria y de los países árabes y desempeña un papel constructivo en apoyo al esfuerzo de paz y a un acuerdo adecuado", dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, en rueda de prensa.

En la conferencia sobre Siria que se celebra hoy en Túnez con presencia de la práctica totalidad de la comunidad internacional, también estará ausente también Rusia, que junto a China, se opone a cualquier "injerencia" en ese país.

"China concede gran importancia a Siria y desea desempeñar un papel relevante con todas las partes", insistió Hong, que añadió que los esfuerzos de la comunidad internacional deben de ir destinados a "aliviar la tensión, impulsar el diálogo político, eliminar diferencias y lograr la paz y la estabilidad en la región".

El portavoz también dio la "bienvenida" al nombramiento del exsecretario general de Naciones Unidas Kofi Annan como enviado especial a Siria por los secretarios generales de la ONU y de la Liga Árabe, Ban Ki Moon y Nabil al Arabi.

"Esperemos que esa designación contribuya a la rápida solución de la crisis siria", dijo Hong, que en la víspera aseguró que China no está preparada para asistir a la reunión de Túnez porque necesita estudiar más a fondo el objetivo, efectos y mecanismos de la misma.

Rusia y China vetaron el pasado día 4 en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución sobre Siria que apoyaba un plan de la Liga Árabe que pide un cambio de régimen en Damasco.

China también votó en contra del proyecto de resolución sobre Siria en la Asamblea General de la ONU aprobado el pasado día 16.

El viceministro de Relaciones Exteriores de China, Zhai Jun, viajó como enviado especial a Damasaco y se reunió el pasado sábado con el presidente sirio, Bachar al Asad, y algunos de sus ministros.

Según dijo Zhai entonces, Pekín adopta una postura objetiva, justa y responsable respecto a Siria, donde la represión de las protestas que desde hace meses se llevan a cabo contra el régimen de Asad se ha cobrado entre 5.000 y 8.000 muertos, según distintas fuentes.