Público
Público

Científicos crean células que forman óvulos y espermatozoides

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de investigadores estadounidenses ha encontrado una forma de lograr que las células madre embrionarias se conviertan en las células que dan lugar a los óvulos y los espermatozoides, lo que arroja luz sobre una etapa inicial del desarrollo humano que no se comprendía totalmente.

Los hallazgos podrían permitir entender las enfermedades hereditarias y transformar los tratamientos contra la infertilidad, indicaron los expertos.

"En realidad estamos tratando de observar los orígenes del desarrollo humano normal y anormal yendo a la fuente", dijo la doctora Renee Riejo Pera, de la Universidad de Stanford en California, cuyo estudio fue publicado en la revista Nature.

"Durante años y años, no tuvimos la capacidad de observar cómo se forman las células germinales -que dan lugar a los óvulos y espermatozoides- qué genes se necesitan, qué senderos se activan", dijo Pera en una entrevista telefónica.

Esta parte del ciclo reproductivo humano no puede estudiarse en animales porque los genes involucrados son únicos en la especie.

"Las células germinales en los humanos normalmente se desarrollan entre el día 12 después de la fertilización hasta el primer trimestre (de gestación). Este es un ritmo que no podemos mirar. No podemos verlo porque obviamente se produce en el útero", señaló la experta.

Pera señaló que los resultados finalmente permitirán a los investigadores comenzar a estudiar los estadios iniciales del desarrollo humano y reunir nuevos indicios sobre las enfermedades hereditarias y la infertilidad.

"El potencial es enorme", manifestó en un comunicado Darren Griffin, profesor de Genética de la University de Kent, en Reino Unido.

El científico expresó que el trabajo podría hacer posible la investigación de una serie de efectos genéticos y ambientales que actúan sobre la fertilidad, incluida la contaminación.

"LUZ VERDE"

El doctor Kehkooi Kee, investigadores del laboratorio de Pera, divisó una forma de aislar las células germinales de las células madre embrionarias agregándoles un gen que genera proteínas verdes brillantes cuando el material de la línea germinal se activa.

"Una luz verde se enciende cuando una célula germinal se ha formado. Alza la mano", explicó Pera.

llamados DAZ, DAZL y BOULE-, que creían eran importantes a la hora de convertir las células madre en células germinales inmaduras.

Uno de esos genes, el DAZL, fue clave para transformar las células madre en material de la línea germinal. Cuando se desactivaba, la mitad de las células germinales se formaba.

Los otros dos genes, DAZ y BOULE, jugaron un papel importante a la hora de hacer que las células redujeran el número de cromosomas a la mitad, un proceso de división celular llamado meiosis que debe tener lugar antes de la fertilización.

Algunas de las células de espermatozoides llegaron hasta la meiosis. "Esto implica que realmente (...) llegamos a donde queríamos llegar si vimos la meiosis en el tubo de ensayo", dijo Pera.

La investigadora indicó que estas células formaron una célula inmadura que contiene sólo una copia de los cromosomas que estarían disponibles para uso en una fertilización in vitro clínica.

La producción de muy pocas células germinales o de mala calidad es la principal causa de infertilidad humana.

"Creemos que si hay células germinales inmaduras disponibles en una persona, podrían usar este sistema para hacerlas madurar y guiar su desarrollo", explicó Pera.

La experta espera ahora probar el mismo enfoque con las llamadas células pluripotentes inducidas, que son células adultas que han sido programadas para comportarse como células madre embrionarias.

La idea es tomar células de las personas con infertilidad, producir células germinales y estudiarlas para ver qué causa el problema.

El estudio fue financiado parcialmente por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.