Público
Público

Cientos de mujeres reivindican el encaje de bolillos en El Ejido (Almería)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 500 encajeras de bolillos procedentes de toda España se han reunido hoy en El Ejido (Almería) para compartir una jornada de convivencia y reivindicar el mantenimiento de esta tradición de elaboración textil.

En el encuentro, al que han asistido personas procedentes de provincias como Málaga, Jaén, Granada, Almería, Guadalajara, Barcelona o Tarragona, han participado también algunos hombres y niños, atraídos por la belleza del encaje de bolillos.

Se trata de la tercera edición de este encuentro organizado por la Asociación de Amas de Casa "Virgen del Carmen" en colaboración con el Área de Participación del Ayuntamiento de El Ejido (Almería).

La presidenta de la Asociación, Aurelia Gordillo, ha explicado a Efe que el objetivo de esta iniciativa es difundir y transmitir esta tradición a las nuevas generaciones para evitar su pérdida.

Ha destacado que cada vez hay más niños y jóvenes interesados en esta técnica, e incluso hombres ya mayores, que "se están picando con las mujeres para hacer bolillos".

Gordillo ha afirmado que el encaje de bolillos es "uno de los trabajos más maravillosos que hay", y que además de su utilidad para elaborar bellos y diversos productos textiles, tales como manteles, cuadros o tejidos para abanicos, puede servir como terapia de relajación.

Durante el encuentro, celebrado en la nave cultural del Ayuntamiento de El Ejido, las participantes de cada una de las asociaciones han practicado el encaje de bolillos y han mostrado sus mejores trabajos.

Al margen su carácter reivindicativo, la jornada también ha contado con un almuerzo de convivencia en el que sus participantes, llegadas de diferentes puntos de España, han podido compartir sus experiencias.

Asimismo, el encuentro ha contado con la presencia de diferentes puntos de venta para la adquisición de productos textiles de encaje de bolillos y todos los instrumentos necesarios para poner en práctica esta técnica.