Público
Público

"El Cigala" se atreverá en 2010 con el tango ayudado por maestros argentinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cantaor flamenco Diego "El Cigala" espera tener listo "en tres o cuatro meses" su nuevo disco de tangos, donde contará con la colaboración de grandes músicos argentinos como Néstor Marconi y Rubén Juárez y que presentará en Buenos Aires para demostrar las conexiones "trasnochadoras" entre ambos géneros.

Así lo ha avanzado hoy en una rueda de prensa ofrecida en el Palau de la Música valenciano, donde actuará el próximo 30 de enero para abrir la decimocuarta edición del Festival Flamenco de Valencia, que también contará con actuaciones como las de Buika (el 14 de febrero) y Miguel Poveda (el 19).

Según el creador de discos clave para entender la fusión del flamenco con los ritmos latinos, como las "Lágrimas negras" que grabó con Bebo Valdés, en el concierto de Valencia mezclará temas de sus últimos discos ("Dos lágrimas" o "Picasso en mis ojos") con algunos tangos aflamencados que ya presentó en el teatro bonaerense Gran Rex el mes pasado.

"A ver si funcionan en directo. No grabaré nada que luego no pueda defender en directo", ha dicho "El Cigala", quien ve en el tango "un palo trágico" basado en el melodrama y semejante al cante jondo: "El tango es de noche, pendenciero, trasnochador, como se ha vivido el flamenco durante muchos años", ha asegurado.

Sobre su próximo disco, ha avanzado que contendrá temas clásicos como "Alfonsina y el mar" y "Garganta con arena", así como que incluirá ritmos afrocubanos como el danzón y el bolero y que tendrá a tierras bonaerenses tanto como estudio de grabación como de sala de estreno, de nuevo el Gran Rex: "Qué mejor marco que Buenos Aires", ha dicho.

"Me habría encantado cantar con Mercedes Sosa (fallecida el pasado mes de octubre). Tenía en mente invitarla, pero así es la vida", ha lamentado para, también, confesar que se siente "superagusto" con los repertorios de Carlos Gardel o Cacho Castaña.

Diego "El Cigala" se ha comprometido a que estará "en todo su apogeo" en el concierto de Valencia pues en esta ciudad siempre se le ha tratado "con mucho cariño y respeto", aunque preguntado sobre el flamenco valenciano ha reconocido con sorna: "No lo sé; yo estoy perdido en la sierra, como Heidi", para añadir que se le debe dar "un poco más de bola" y que no se ciña a este Festival del Palau.

En este sentido, el flamencólogo Pedro Sendra ha señalado que aún faltan espacios apropiados en la ciudad para que los artistas flamencos puedan expresarse, ya que este género está todavía "en pañales" en Valencia y el Palau debe echar mano de artistas "mediáticos" y de fusión de estilos para llegar al gran público.

"El flamenco es duro y mucha gente entra en él a través de la fusión, como hicieron en los años 80 Raimundo Amador o Ketama", ha reconocido Sendra.

La presidenta del Palau de la Música, Mayrén Beneyto, ha calificado de "milagro" que se pueda seguir programando este festival a pesar de las restricciones presupuestarias del organismo, y ha valorado la presencia en esta edición de artistas locales como Israel Amador y Esther Garcés, que actuarán el 31 de enero en la "Noche del flamenco valenciano".