Público
Público

Cincuenta y nueve muertos y 12.000 evacuados por las lluvias en Corea del Sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 59 personas han muerto y diez están desaparecidas a causa de las lluvias que azotan desde el martes el centro y norte de Corea del Sur, donde unas 12.000 personas han sido evacuadas, informó hoy la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.

Las lluvias más intensas en el país en un siglo han afectado especialmente a Seúl y a las provincias de Gyeonggi (noroeste) y Gangwon (noreste) y han provocado apagones en casi 130.000 hogares de todo el país, además de anegar más de 10.000 viviendas y unas 1.100 fábricas y talleres.

El número de muertos a causa de varios corrimientos de tierra en distintas zonas del sur de Seúl aumentó hoy a 18, mientras que una persona permanece desaparecida y una veintena resultaron heridas por los aludes en la capital surcoreana, informó la agencia local Yonhap.

A éstos se suman 13 fallecidos y cuatro heridos a causa de una avalancha en Chuncheon, 100 kilómetros al este de Seúl, tres muertos, un desaparecido y dos heridos por culpa de otro alud en Paju, 30 kilómetros al norte de la capital surcoreana, y otros seis fallecidos por la crecida de un río en la provincia de Gyeonggi.

También se ha informado de víctimas mortales en otras ciudades dormitorio próximas a Seúl, como Gwacheon, Yongin, Gwanju y Pocheon, sin que por ahora se hayan ofrecido más detalles.

El primer ministro surcoreano, Kim Hwang-sik, dijo hoy que el Gobierno debe revisar su sistema de gestión de crisis para enfrentarse a las condiciones meteorológicas inusuales que el país sufre con cada vez mayor frecuencia.

"Es necesario un replanteamiento fundamental de las directrices en vigor para las instalaciones vulnerables a estos desastres", subrayó Kim.

Las fuertes precipitaciones también han anegado 978 hectáreas de terrenos cultivables y el Gobierno ha anunciado medidas para evitar una subida de precios en los productos agrícolas que contribuya a incrementar la inflación que la Administración lucha por controlar desde hace meses.

En Seúl, donde las lluvias han causado aludes en montes, inundado diferentes puntos de la ciudad y provocado cortes en varias carreteras, unos 1.000 voluntarios han trabajado estos días para limpiar el barro y los escombros en el sur de la ciudad.

Entre el martes y hoy, viernes, las lluvias han dejado en Seúl 591 milímetros, casi la mitad de la precipitación media anual de 1.400 milímetros que tiene la capital surcoreana.