Público
Público

Cirugía del ligamento cruzado anterior suele ser innecesaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

La mayoría de las personasque se rompe el principal ligamento responsable de laestabilidad de la rodilla no requiere cirugía reconstructiva,según un estudio en el cual los investigadores compararon laoperación con la terapia física.

"Nuestra investigación demostró que la reconstrucción delligamento cruzado anterior (LCA), que es bastante común, no esun prerrequisito para la restauración de la función muscular",dijo a Reuters Health la doctora Eva Ageberg, de la Universidadde Lund, en Suecia.

La experta y sus colegas indicaron que alrededor de lamitad de los pacientes suecos que se rompe ese ligamento sesomete a cirugía reconstructiva, mientras que en Estados Unidoslo hace el 90 por ciento de los pacientes afectados.

Quienes se lesionan el LCA pierden estabilidad en larodilla, lo que aumenta su riesgo de desarrollar osteoartritis.Pero pese al uso expandido de la cirugía reconstructiva delLCA, no hay evidencia de que los pacientes que se operan seanmenos propensos a desarrollar la condición ósea.

Para investigar el papel de la cirugía en la recuperaciónde la función y de la fuerza muscular, Ageberg y su equipocomparó a 36 personas sometidas a reconstrucción del LCA y a almenos cuatro meses de terapia física "moderadamente agresiva"con 18 pacientes que sólo habían realizado fisioterapia.

Los autores revelaron que no se registraron diferenciasimportantes entre los dos grupos en ninguna de las pruebas defunción o fortaleza muscular.

En general, aproximadamente dos tercios de los pacientes sedesempeñaron de manera normal en las pruebas singulares defuncionamiento muscular, mientras que sólo la mitad mostró undesempeño normal en series de exámenes.

Ageberg señaló que en Suecia, los pacientes que se rompensu LCA primero se someten a varios meses de entrenamiento yluego se evalúa su necesidad de cirugía. En Estados Unidos, laoperación suele realizarse antes del entrenamiento.

"Si se efectúa la cirugía, nada asegura que los músculosestarán bien después de eso", dijo Ageberg. "Se necesitarehabilitación después de la operación aún por un tiempo mayorque si no se realiza la intervención quirúrgica", agregó.

Para muchas personas, el entrenamiento del músculo de lapierna sería todo lo que se requiere para restaurar laestabilidad de su rodilla, señaló Ageberg.

La autora y sus colegas ahora están investigando suhipótesis de que el mal funcionamiento muscular predice elriesgo de osteoartritis. "Si se confirma la hipótesis, estosignifica que el entrenamiento es incluso más importante de loque creemos actualmente, finalizó el equipo.

FUENTE: Arthritis & Rheumatism, 15 de diciembre del 2008