Público
Público

La cirugía dental podría causar problemas cardíacos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Zach Gottlieb

Un estudio efectuado en GranBretaña revela que en las personas tratadas con cirugía dental,el riesgo de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular(ACV) crecería durante las siguientes semanas.

"Este es el primer signo de este aumento del riesgocardiovascular después de un procedimiento dental", dijo elcoautor del estudio, doctor Francesco D'Aiuto, dentista einvestigador del Instituto Dental Eastman, del University Collegede Londres.

"Eso no quiere decir que le pasará a todos los pacientesoperados, sino que tenemos que estudiar mejor esa asociación",agregó.

Es difícil conocer el mecanismo exacto porque el equipo noaccedió a información sobre los fármacos que usaban los pacientesal momento de la cirugía. Por ejemplo, si suspendieron algúnmedicamento podría haber aumentado la posibilidad de sufrir uninfarto o un ACV.

Aun así, y dado que esos dos problemas afectan a más de 1millón de personas en Estados Unidos, el riesgo seríasignificativo.

Según los autores, el infarto y el ACV ocurrieron sobre todoen las primeras cuatro semanas de recuperación.

El equipo analizó datos de Medicaid que le proporcionóGlaxoSmithKline, que fabrica fármacos para tratar la enfermedadcardíaca y el ACV, sobre un grupo de afiliados bajo tratamientoodontológico, incluidos procedimientos simples como la extracciónde una pieza dental.

D'Aiuto explicó que el infarto y el ACV están asociados conlas infecciones bacterianas y la inflamación después detratamientos invasivos, posiblemente porque la inflamación dañalas paredes arteriales y favorece la formación de placa queobstruye las arterias.

En Annals of Internal Medicine, el equipo escribe que eso loshizo pensar en la cirugía dental.

Pero aunque la base de datos de Medicaid incluye informaciónsobre unos 10 millones de afiliados, sólo 1.150 se habíanrealizado una cirugía dental y habían sufrido un infarto o ACV encuatro años estudiados. En ese grupo, 40 casos de infarto o ACVocurrieron en las cuatro semanas posteriores a la cirugía.

El doctor Howard Weitz, cardiólogo de la Thomas JeffersonUniversity en Filadelfia, y coautor de un editorial sobre elestudio, dijo a Reuters Health que la investigación no fuediseñada para conocer si la cirugía dental causa los problemascardiovasculares, sino para comprobar una asociación.

Por ahora, no existen suficientes pruebas que sugieran que sedeberían posponer las cirugías dentales, lo que crearía otrascomplicaciones. Pero los pacientes deberían informarle aldentista si tienen problemas cardiovasculares o riesgo de sufrirun infarto o ACV.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 18 de octubre del 2010