Público
Público

El Clínic afronta una sanción por perder informes médicos

Datos de 173 trasplantados aparecen junto a un contenedor 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Hospital Clínic de Barcelona podría afrontar una dura sanción tras haberse hallado en un contenedor cercano datos personales de 173 pacientes trasplantados. La Agencia Catalana de Protección de Datos (APDCAT) y el propio hospital han comenzado investigaciones paralelas para descubrir cómo se extraviaron los expedientes médicos.

Esther Mitjans, directora de la APDCAT, declaró ayer que los hechos 'podrían ser constitutivos de una infracción muy grave por vulnerar el deber de secreto con datos de salud'. Mitjans recordó que también se podría tratar de un 'posible incumplimiento de las medidas de seguridad previstas por la Ley Orgánica de Protección de Datos'.

Las investigaciones se centran ahora en las circunstancias del extravío y los posibles responsables. En función de su resultado se valorará la posibilidad de iniciar un procedimiento sancionador. Esther Mitjans alertó que 'este hecho tendría que servir para que los responsables de los tratamientos de datos personales de cada hospital adopten las medidas de seguridad adecuadas'.

Por su parte, Raimon Belenes, consejero delegado del Clínic, también anunció que el centro había comenzado un expediente informativo para conocer el origen de los documentos confidenciales, que aparecieron a tan solo 300 metros del hospital junto a un contenedor de basura.

Belenes, que calificó el hecho como 'muy grave', indicó que 'sólo se puede deber a una acción poco afortunada y aislada de alguna persona vinculada al hospital, que, contraviniendo la normativa, disponía de esta información y por descuido la ha lanzado a la basura'. Pese a ello, no descartó que se trate de una acción malintencionada.

El consejero delegado confirmó que desde hace un año y medio en todos los documentos internos se especifica que es información confidencial y no puede salir del hospital. Pero remarcó que el centro 'tampoco es un campo de concentración y no se puede cachear a la salida a todo el mundo para saber si saca un papel'.

Por último, La Asociación el Defensor del Paciente consideró graves los hechos y pidió a la Agencia Española de Protección de Datos quesancione al Clínic.

Los papeles encontrados, que estaban mezclados con documentos médicos menos relevantes, contenían datos de 173 personas trasplantadas de corazón entre 1998 y 2008. Los expedientes aportaban nombres y apellidos, sexo y edad del paciente, así como la consignación de su muerte, en el caso que se hubiera producido.

Hacer pública esta información viola los derechos sobre confidencialidad recogidos en la Ley General de Sanidad y en el Real Decreto 2070/1999, que regula la obtención y utilización clínica de órganos, además de la Ley de Protección de Datos.