Público
Público

Clínica Universitaria inicia un estudio para una vacuna contra un tumor cerebral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Clínica Universidad de Navarra ha iniciado un ensayo clínico para analizar la eficacia de un tratamiento de inmunoterapia consistente en la aplicación de vacunas personalizadas para tratar glioblastomas, uno de los tumores cerebrales malignos más agresivos y frecuentes.

La nueva terapia, han informado los responsables del estudio en conferencia de prensa, se administra a los pacientes combinada con el tratamiento estándar de primera línea que consiste en la extirpación quirúrgica del tumor, seguida de la administración de radioterapia y quimioterapia con temozolomida.

En los estudios preliminares realizados en otros países, se ha comprobado que esta terapia de estimulación del sistema inmune duplica la esperanza de vida del paciente diagnosticado de glioblastoma, desde los 15 hasta los 33 meses.

La Clínica Universidad de Navarra, que tiene previsto reclutar una muestra de 37 pacientes, es el único centro español que realiza un estudio de estas características, para el que recientemente ha recibido autorización de la Agencia del Medicamento del Ministerio de Sanidad.

La producción de las vacunas, ha comentado el neurocirujano Ricardo Díez Valle, se realiza en el Laboratorio GMP de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra, donde se procesan las proteínas del tumor y se administran a células dentríticas del propio paciente para que éstas "enseñen" al sistema inmune a atacar a las células tumorales.

Estos preparados se conservan congelados para administrárselos al paciente como vacunas durante los meses siguientes, combinados con la terapia convencional.

El objetivo es que, una vez extirpado el tumor, la vacuna elimine la masa tumoral restante, como máximo de un centímetro cúbico, según se ha establecido en las investigaciones, y que el sistema inmune ataque asimismo a las células tumorales que se han dispersado en el cerebro y podrían provocar recidivas.

En este sentido, el especialista en oncología radioterápica José Javier Aristu ha señalado que aproximadamente un 90% de los glioblastomas se reproducen una vez extirpada la masa tumoral, lo que precisa el desarrollo de nuevas estrategias complementarias a las tradicionales de quimio y radioterapia.

El director del Laboratorio GMP del centro sanitario, Javier Pérez Calvo, ha destacado al respecto que, si bien con las nuevas técnicas de microscopía de fluorescencia se logra extirpar de un 90 a un 95% del tumor, siempre queda un resto muy difícil de eliminar y por ello la terapia basada en el sistema inmune abre nuevas posibilidades terapéuticas.

Esta técnica está especialmente indicada para el tratamiento de los glioblastomas, ha subrayado Díez Valle, ya que se trata de un tumor que parece no tener una fase precoz, que se desarrolla en pocas semanas y desde el primer momento algunas células malignas abandonan la masa tumoral para dispersarse por el tejido cerebral.

La Clínica Universidad de Navarra ha comenzado a aplicar ya esta vacuna en cinco pacientes "compasivos", al margen de los 37 enfermos que forman parte del estudio, el primero de los cuales será operado quirúrgicamente el próximo viernes para extirparle el tumor.

Al tratarse de un tumor de tan rápido desarrollo y tan agresivo para el paciente, los resultados preliminares del estudio se podrían obtener en solo un año y medio o dos años.

El glioblastoma es el tumor cerebral maligno más frecuente y presenta una incidencia aproximada de 6 casos por cada 100.000 habitantes al año, lo que significa que en España se producen anualmente más de 2.400 nuevos afectados.

En la actualidad no existe un tratamiento eficaz, por lo que se convierte en uno de los diez tumores causantes de mayor número de muertes al año.