Público
Público

Clinton se reúne con Abas y busca impulsar el diálogo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se reunió el sábado con el presidente palestino, Mahmud Abas, al inicio de una serie de breves encuentros con altos cargos de Oriente Próximo para mantener la presión por un nuevo acuerdo de paz en la región.

Clinton se reunió con Abas en Abu Dabi tras su viaje a Pakistán. La secretaria de Estado tiene previsto volar a Israel el sábado para asistir a reuniones por la noche con el primer ministro Benjamin Netanyahu; su ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman; y el ministro de Defensa, Ehud Barak.

Un asesor de Abas dijo que la reunión con Clinton no produjo progresos hacia la reanudación de las negociaciones con Israel, suspendidas desde diciembre.

"No hubo avances en las conversaciones", dijo a Reuters por teléfono Nabil Abu Rdainah.

Un alto cargo del Departamento de Estado indicó que Clinton esperaba obtener un panorama general de la postura de ambos bandos antes de reunirse con ministros de Asuntos Exteriores árabes en una cumbre en Marruecos la semana próxima, donde intentará reunir apoyos para el proceso de paz.

"Ella informó al presidente (Barack Obama) la semana pasada de que el proceso está pasando por un momento difícil y que está usando la oportunidad, al estar en la región, para consultar con los líderes, ver dónde están, y cómo podemos sacar el proceso adelante", dijo el alto cargo, que habló bajo condición de anonimato.

Antes de llegar a Abu Dabi, Clinton dijo que resaltaría a ambos bandos que el presidente Obama mantiene firme su deseo de ver una solución de dos Estados para Israel y los palestinos.

"Obviamente, deseamos esto tanto como las partes. Quiero decir, esta es la situación de las negociaciones. Pero el hecho de que Estados Unidos esté comprometido, y de que seamos serios en nuestro compromiso, es en sí mismo un mensaje muy positivo", indicó Clinton en una entrevista con la cadena BBC.

SIN SEÑAL DE NEGOCIACIONES

La visita de fin de semana de Clinton a Oriente Próximo es la segunda desde que Obama asumió el poder en enero. El enviado estadounidense a la zona, George Mitchell, ha estado conversando con los líderes israelíes y palestinos cada dos semanas.

Sin embargo, hay pocas muestras de que las verdaderas negociaciones, suspendidas en diciembre, vayan a reanudarse pronto.

Abas insiste en que Israel congele primero las actividades en los asentamientos judíos, una demanda establecida en la hoja de ruta de 2003, pero Netanyahu rechaza la medida.

Netanyahu ha cedido a la presión estadounidense accediendo a dialogar sobre la creación de un Estado palestino, pero sólo si se trata de un territorio desmilitarizado y los palestinos reconocen a Israel como el Estado judío.

Clinton afirmó que Estados Unidos sigue teniendo "cuestionamientos muy serios sobre los asentamientos que Israel ha promovido".

"Entendemos que en gran medida esto tiene que ver con sus propias necesidades de seguridad y los temores que les llevan a tener un perímetro de defensa en los alrededores de Israel", dijo a la BBC.

La secretaria de Estado también afirmó que el proceso de paz se complicó por un informe de Naciones Unidas que acusa a Israel y a los miembros del grupo extremista Hamás de crímenes de guerra durante la ofensiva israelí en la Franja de Gaza en diciembre.

El informe criticó a ambas partes por el conflicto de diciembre y enero, que causó la muerte de hasta 1.387 palestinos y 13 israelíes, pero fue más duro con el Estado judío.