Público
Público

Clinton y la ministra suiza de Asuntos exteriores, "satisfechas" por principio acuerdo con EE.UU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y la ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, se mostraron hoy "muy satisfechas" por el principio de acuerdo alcanzado entre el banco suizo UBS y el Gobierno estadounidense.

Las declaraciones de Clinton y de su homóloga suiza se produjeron después de que se conociera que el Departamento de Justicia de EE.UU. y UBS habían alcanzado un principio de acuerdo en el litigio que los enfrenta por la presunta evasión de impuestos de miles de estadounidenses con cuentas en ese banco suizo.

"Ha habido un acuerdo en el litigio del que ha sido informado el tribunal en Florida y que confirma que hay un entendimiento entre el Gobierno suizo y el nuestro sobre la disputa relacionada con UBS", explicó Clinton al recibir a Calmy-Rey, a la que dijo que su visita al Departamento de Estado es "especialmente adecuada" a la vista del principio de acuerdo alcanzado esta mañana.

La reunión entre la jefa de la diplomacia estadounidense y su homóloga suiza despertó expectación en los medios de comunicación estadounidenses por el litigio entre ambos países y estuvo precedida de especulaciones sobre si Clinton y Calmy-Rey iban a abordar ese delicado asunto que pesa sobre las relaciones bilaterales.

En marzo pasado en Ginebra, en el primer encuentro de Clinton con la ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Calmy-Rey, advirtió a la secretaria de Estado de que, si Estados Unidos sigue presionando al banco UBS para que revele los nombres de miles de sus clientes, se pondrían en peligro las relaciones bilaterales y muchos empleos.

Por eso, ambas se mostraron hoy contentas por el acuerdo marco alcanzado entre la entidad financiera suiza y el Departamento de Justicia de EE.UU., que exige a UBS, el mayor banco suizo, que revele la información bancaria de 52.000 clientes estadounidenses con cuentas en paraísos fiscales para defraudar a Hacienda.

El banco ya había aceptado entregar a Estados Unidos 250 nombres de clientes estadounidenses.

El problema es que, si el banco suizo proporciona esa información violaría el secreto bancario que está protegido en su legislación, y un pilar importante para el país y las entidades financieras suizas.

"Nuestros Gobiernos han trabajado duro en esto para llegar a este punto, de manera que estamos muy contentos por el anuncio de esta mañana", señaló la secretaria de Estado de Estados Unidos.

Por su parte, Calmy-Rey se expresó en la misma línea, al indicar que está "muy satisfecha" por el principio de acuerdo que ha sido alcanzado entre Suiza y EE.UU., del que se desconocen, de momento los detalles y que no fueron revelados por las dos ministras.