Publicado: 20.06.2014 12:34 |Actualizado: 20.06.2014 12:34

La CNMV se da cuenta ahora de que la banca vende productos complejos al pequeño inversor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El organismo supervisor de la bolsa prepara una circular, que será de obligado cumplimiento, para que los emisores indiquen el grado de riesgo de cada producto financiero complejo con un sistema de banderas, de modo que la gente sepa en todo momento lo que compra. Así lo ha anunciado la responsable del organismo que vigila el mercado bursátil, Elvira Rodríguez, en un curso  organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), y patrocinado por BBVA. La presidenta de la CNMV ha subrayado que esa circular persigue que tanto inversores minoristas como institucionales sepan lo que compran.

A modo de ejemplo, Elvira Rodríguez ha indicado además que en la actualidad existe una emisión de un producto que está comercializando la banca privada, y que por tanto no es masivo, que puede resultar "poco adecuado" para su comercialización. "El mercado no está actualmente para emisiones masivas", afirmó la presidenta del organismo supervisor, quien ha asegurado que la CNMV vigilará para que se produzca la adecuada transparencia en todos los productos.

Sobre la nueva circular, la responsable del supervisor bursátil ha explicado que se trata de un sistema de clasificación objetiva del riesgo que determine qué productos no son adecuados para inversores minoristas. Eso no significa, ha añadido, que posteriormente no puedan comprarlos, pero sí que estén siempre informados con detalle de sus características. Además, el organismo determinará la obligación de que los productos con retribución variable se acompañen de un esquema de previsión de estos rendimientos.

La presidenta de la CNMV no ve probable que en el ámbito europeo se opte por prohibir que sea el emisor el mismo que comercializa una emisión de gran tamaño. Pero en cualquier caso si coinciden el emisor y el comercializador de una emisión "muy potente" habrá que hacer un seguimiento desde el primer momento. Es preciso escuchar, intervenir en la documentación, y más que prohibir o no prohibir lo que hay que ver es si se trata de una emisión adecuada para particulares: lo que hay que hacer es "objetivar" y dejar claro si un producto te puede hacer perder el 25% de lo invertido.

Dicho esto, Rodríguez ha asegurado que la preocupación de la CNMV es que "no dejar que los monstruos crezcan, como sucedió en la etapa anterior, en la que parece sorprendente que las hipotecas subprime dieran lugar a una crisis mundial".

Pese a ello, la presidenta de la CNMV ha considerado que las participaciones preferentes no se habrían prohibido aunque el organismo supervisor hubiese tenido competencias para hacerlo, sino que habría intentado clarificar la situación a los inversores minoristas. Rodríguez ha explicado que la labor supervisora se hubiera centrado en dilucidar si el público objetivo de este producto era "ahorrador de libreta".

Para la presidenta del organismo supervisor, la comercialización de preferentes ha sido un caso "desgraciado", ya que ha considerado que se dieron "todas las circunstancias posibles para que fuera un fiasco para muchos inversores". Rodríguez ha concentrado este "fiasco" en los preferentistas de las cajas de ahorros intervenidas y ha aclarado que los titulares de estos productos de BBVA, Telefónica o La Caixa "no han perdido dinero". "No era un mal producto", ha señalado.

En cuanto a la masiva venta de acciones de Bankia en los días previos a la admisión a negociación de los valores procedentes de la ampliación de capital de la entidad, la presidenta de la CNMV ha indicado que "no ha venido mal" abrir esta investigación, en un proceso que ha sido coordinado entre varios supervisores. "No nos ha venido nada mal para que se perciba que los supervisores nos tomamos en serio las ventas a corto", ha explicado.

Con todo, la presidenta de la CNMV ha enfatizado que para llevar a cabo todas estas labores es preciso engordar las plantillas del organismo y mejorar salarios. En este sentido, ha asegurado que el 40% de los técnicos tienen "un salario deprimido", puesto que se trata en muchos casos de personal joven al que le han afectado las congelaciones. Además, Rodríguez ha dicho que la CNMV tiene menos plantilla que hace tres años, puesto que, a pesar de haber incorporado personal recientemente, éstos nuevos empleados no han compensado las bajas por jubilación sufridas.

Así, tras asegurar que tiene "envidia sana" del personal con el que cuenta el Banco de España, ha lanzado un mensaje al Ministerio de Hacienda y ha recalcado que la CNMV "cada vez tiene más obligaciones" y que eso se saca adelante "con personal en buena medida". "La CNMV ya ha cumplido 25 años y ya tiene edad suficiente para saber qué necesitamos", ha concluido.


http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-valoracion-del-desempeno-de-la-labor-y-resultados-de-la-cnmv